Almudévar logra reducir su deuda municipal de 2 millones a 200.000 euros en cinco años


Publicado 23/12/2018 12:01:33CET

ALMUDÉVAR (HUESCA), 23 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Almudévar cerrará 2018 con una deuda de alrededor de 200.000 euros frente a los 2 millones que acumulaba hace cinco años, lo que supone una reducción del 90 por ciento. Además, la previsión del Consistorio es dejarla a cero en el primer trimestre de 2019.

El alcalde de la localidad oscense, Antonio Labarta, ha recordado que, como el resto de entidades locales, el Ayuntamiento de Almudévar ha tenido que hacer un esfuerzo y pasar "unos años difíciles" para cumplir la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad, que obliga a priorizar la amortización de la deuda financiera, "que supone un lastre para los presupuestos de los años siguientes", frente a cualquier otro gasto.

No obstante, ha señalado que se ha mantenido el gasto en personal y servicios y se ha compatibilizado la reducción de las cargas financieras con las inversiones, entre las que destacan los 300.000 euros que se han destinado a la renovación de toda la red de abastecimiento de agua de los tres núcleos dependientes del municipio: Artasona, San Jorge y Valsalada. En todos ellos se han sustituido las antiguas conducciones de fibrocemento.

Otra de las inversiones más relevantes durante este mandato ha sido el proyecto acometido en el patio de recreo del colegio público Santos Samper, que implicó en su diseño y transformación a toda la comunidad educativa, bajo el nombre 'Un cole, una ilusión'. El Ayuntamiento y la AMPA destinaron 75.000 euros para introducir elementos naturales, un arenero, nuevos juegos y un escenario con un graderío. La mano de obra corrió a cargo de los padres y madres de los alumnos del centro.

Igualmente, ha señalado Labarta, en los últimos años se han llevado a cabo arreglos en varias calles y mejoras en la iluminación, así como otras actuaciones de mantenimiento.

A LA ESPERA DEL PLAN DE RESTITUCIÓN DEL EMBALSE

Con las cuentas ya saneadas, el Ayuntamiento espera ahora recibir noticias del plan de restitución del embalse de Almudévar. Mientras avanzan las obras del pantano, que empezaron a principios de este año, nada se sabe de las actuaciones compensatorias para impulsar el desarrollo socioeconómico del municipio, para las que la anterior ministra de Agricultura y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, prometió 30 millones de euros.

El alcalde ha recordado que de esa cantidad, 20 millones serían para la creación de 1.400 nuevas hectáreas de regadío, "en compensación por las mil hectáreas que quedarán inundadas por el embalse", y los otros 10 se destinarían a zonas verdes, obras del ciclo del agua y arreglo de caminos. Esos eran los planes de la anterior ministra, pero el Ayuntamiento y los afectados desconocen la postura de su sucesora, Teresa Ribera, seis meses después de que asumiera la cartera de Transición Ecológica.

Contador