Actualizado 08/09/2009 19:07 CET

Amor, alcohol y humor se mezclan en 'Días de vino y rosas', protagonizada por Silvia Abascal y Carmelo Gómez

ZARAGOZA, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Teatro Principal de Zaragoza estrena mañana temporada con la obra 'Días de vino y rosas', dirigida por Tamzin Townsend y protagonizada por Silvia Abascal y Carmelo Gómez. El texto, adaptado por David Serrano, propone una reconversión de la idea original, en la que se entremezclan el alcohol y el amor, principales protagonistas, pero también el humor y los sentimientos de una pareja.

Tamzin Townsend estrena también mañana una nueva gira con esta obra que ya pudo disfrutarse durante cuatro meses en el Teatro Larra de Madrid. Townsend aseguró que se trata de una "triste historia de amor, muy íntima y muy potente" en la que se habla "del alcohol y sus efectos", sin que falten el "sentido del humor y la vida, se trata de una obra muy vital", añadió.

"Hemos trabajado mucho el amor", matizó la directora, que aseguró que el público madrileño, el único que ha presenciado la representación hasta ahora, "tuvo una reacción muy intensa porque es una obra que toca y hace pensar".

Por su parte, Silvia Abascal encarna el papel de Sandra, una mujer "impulsiva, compleja, adicta y destructiva" que "está enamorada de Luis", el otro personaje principal que representa Carmelo Gómez. La obra provoca en el espectador, según la protagonista, "incomodidad, reflexión e identificación".

Los dos protagonistas, los únicos que ocupan la escena durante toda la representación, compartieron durante más de un mes las experiencias de una asociación de alcohólicos anónimos y se nutrieron de sus vivencias y situaciones personales. "La obra es muy pedagógica porque sabemos que más del 40 por ciento de la gente que nos viene a ver se identifica directamente, o porque tiene algún caso cercano", explicó Gómez.

El alcohol se encuentra "glorificado" entre la sociedad española, según dijo Carmelo Gómez, "los bares exhiben como árboles de navidad el alcohol cuando realmente es una sustancia muy peligrosa", añadió el actor. El humor tiene cabida también durante la hora y media que dura la representación. "En cualquier pareja hay sentido del humor", afirmó Gómez, "y los protagonistas beben porque se sienten divertidos", añadió.

La directora Tamzin Townsed aseguró estar muy "enganchada" a la obra y explicó que "me gusta trabajar tan sólo con dos personajes" porque "la energía que se crea resulta muy intensa" y, de esta manera, "hemos podido pactar los personajes".

'Días de vino y rosas' narra la historia de amor de dos españoles que se conocen en un aeropuerto rumbo a Nueva York. Así, comienza una nueva vida para ambos llena de sueños y promesas, que se ve truncada por la adicción al alcohol que se interpone en su camino.