Actualizado 05/07/2018 14:02 CET

La asociación vecinal Ríos de Aragón recuerda que falta por reformar un 70% de los 4,8 km de avenida Cataluña

Reforma del primer tramo de la avenida Cataluña
EUROPA PRESS

ZARAGOZA, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Asociación de Vecinos Ríos de Aragón y avenida Cataluña, Ramiro Gil, ha recordado que "falta mucho" por reformar de esta vía interurbana para convertirla en vía urbana y lo ha cifrado en un 70 por ciento de los 4,8 kilómetros totales.

Ramiro Gil ha visitado las obras del primer tramo reformado de la avenida Cataluña que podría estar operativo antes de mediados de agosto, que es la fecha prevista de finalización de los trabajos tras seis meses de obras, que realiza la empresa COPHA, SLU por importe de 590.440 euros.

Este tramo primer tramo abarca desde el puente del ferrocarril hasta la calle Ríos de Aragón, de 345 metros de longitud, que ha recorrido a pie en su totalidad junto al alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve; y el consejero municipal de Urbanismo, Pablo Muñoz; acompañados de la ingeniero de Caminos del área de Urbanismo, María Arnaiz.

"Estamos que saltamos porque después de tantos años de reivindicación el comprobar que ya se le está viendo color, pues hace que estemos bastante contentos".

En declaraciones a los medios de comunicación, Ramiro Gil ha confiado en que este tramo "sea el comienzo de la terminación de la avenida Cataluña y que esta legislatura se deje licitada para que tenga el viso que tenía que haber tenido hace años".

Asimismo, ha confiado en que se ejecute el millón adicional del Ministerio de Fomento junto a la partida prevista de 1,4 millones de euros consignados inicialmente, al tiempo que los propietarios de los terrenos, "que son muchos", pongan su dinero y con la junta de compensación completar los nueve millones del montante de la reforma integral de la avenida Cataluña.

Ramiro Gil ha recordado que esta vía interurbana soporta un tráfico diario de 70.000 vehículos, muchos de transporte pesado, y la última actuación se remonta a hace cinco años cuando el Ministerio de Fomento asfaltó la calzada debido a la degradación de su estado.

RENOVACIÓN

La obra del tramo que han visitado consiste en reurbanizar toda la avenida para que deje de ser de vía "interurbana" de carácter carretero, y convertirla en una vía urbana ampliando aceras, creando zonas verdes, con la plantación de 76 árboles nuevos en este tramo, que garantizan la movilidad peatonal. También se han colocado 11 bancos y están pendientes de instalar 6 papeleras; asimismo se ha creado un carril-bici para la movilidad ciclista, con conexiones en las paradas de autobús para primar el transporte público.

Estos trabajos conllevan la redefinición geométrica del viario, su pavimentación y la renovación de parte de las redes de abastecimiento de agua y de alcantarillado. La calzada de 13 metros consta de 2 carriles sentido entrada ciudad, un aparcamiento en línea o parada BUS y carril bici unidireccional de 1,50 metros de ancho. La acera tiene una anchura variable entre 8 y 11 metros, con zonas ajardinadas y alcorques.

Además, se han renovado 544 metros lineales de tuberías de fundición dúctil para el abastecimiento de agua, con diámetros entre 150 y 300 milímetros, y 367 metros lineales de tuberías de la red de saneamiento, con diámetros que oscilan entre 315 y 500 milímetros de diámetro, con sus correspondientes pozos de registro, sumideros y acometidas.

Se han instalado 117 metros de tubería de hormigón de 80 centímetros de diámetro, en previsión del futuro desvío de la acequia del Pilar, cuando se desarrolle urbanísticamente el Área de Intervención F-54-2. En cuanto al alumbrado público, se renueva por completo con la instalación de 30 nuevas farolas con luminarias tipo led.