El Ayuntamiento de Jaraba protege las pinturas rupestres del municipio

Valla protectora de las pinturas ruprestres de Jaraba (Zaragoza)
JORDI PÉREZ/AYTO. JARABA
Actualizado 05/07/2012 21:37:45 CET

JARABA (ZARAGOZA), 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Jaraba ha colocado una protección para facilitar la visita a las pinturas rupestres de esta localidad zaragozana, dos años después de que fueran descubiertas. Asimismo, próximamente adecuarán un sendero de acceso señalizado.

Durante el mes de junio se han realizado los trabajos de protección de las pinturas rupestres de Jaraba mediante un vallado metálico de unos dos metros y medio de altura, de color rojizo, similar al entorno que le rodea.

En septiembre del año 2009 se localizó en el municipio, en concreto en el Barranco de la Hoz Seca, gracias a un vecino de la localidad Serafín Benedí, un pequeño conjunto de pinturas rupestres, "en aceptable estado de conservación".

El conjunto pintado está compuesto dos figuras humanas y dos ciervos. Las figuras humanas representan un hombre marchando a la derecha, que porta un arco sin cuerda y flechas en su mano izquierda y mide 30 centímetros, y una mujer de 22,7 centímetros con un niño encima.

Los ciervos, que miran hacia la izquierda, "tienen una espléndida cornamenta y actitud estática. Todas las figuras son del más clásico estilo levantino y de color negro y los expertos calculan que podrían tener 7.000 años de antigüedad", asegura el consistorio en un comunicado.

Ahora los trabajos continuarán para realizar un camino de acceso hasta las pinturas rupestres desde el Barranco de la Hoz Seca. "Con el objetivo de crear un paseo en el que naturaleza, etnografía y arqueología se aúnen y permitan disfrutar a los turistas que acuden hasta Jaraba de todo el entorno que rodea el municipio, el ayuntamiento ha trabajado en los últimos anos para crear una ruta turística que concentra varios elementos del patrimonio histórico en los últimos kilómetros del barranco antes de su desembocadura en el río Mesa".

RECORRIDO DE TRES KILÓMETROS

Al inicio del recorrido se encuentra el Conjunto Arquitectónico del Santuario de Nuestra Señora de Jaraba, compuesto por la Casa del Santero y la Ermita. Ambos edificios han sido sometidos a "importantes" obras de consolidación y restauración desde el año 1991.

Durante el año 2011 se ha realizado la restauración de varias "parideras" o "apriscos", situados en los abrigos de la roca, y de dos "caleras" en el interior del barranco, poniendo en valor el patrimonio etnográfico de Jaraba.

Así, el camino de acceso a las pinturas rupestres, en ejecución, "es un nuevo punto de interés en este espectacular recorrido de aproximadamente 3 kilómetros por el Barranco de la Hoz Seca que transcurre entre altos paredones de roca caliza".