El Ayuntamiento lanza dos consultas públicas sobre la nueva regulación de patinetes y el ruido

Publicado 27/11/2018 15:42:28CET
DANI MARCOS

ZARAGOZA, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Zaragoza ha impulsado en someter a consulta pública previa sendas ordenanzas municipales sobre la regulación de vehículos de movilidad personal, como los patinetes eléctricos y otra sobre el ruido. Ambos procedimientos de consulta pública se llevarán a cabo a través de la Plataforma de Gobierno Abierto de la web municipal 'www.zaragoza.es'.

Una vez finalizado, los proyectos normativos se aprobarán por el Gobierno de Zaragoza y luego se someterán a información pública y audiencia de los interesados. Tras este proceso, se remitirán a la Comisión plenaria de Urbanismo y Sostenibilidad que emitirá el dictamen que será aprobado en el Pleno.

Un de estas consultas pretende recabar la visión de las zaragozanas y zaragozanos en la elaboración de la ordenanza de circulación y estacionamiento de vehículos de movilidad personal, entre los que se encuentran numerosos patinetes eléctricos de empresas de movilidad compartida, entre otros.

Los objetivos que se persiguen con esta regulación son incrementar la seguridad vial y la necesaria, ordenada y respetuosa convivencia entre los distintos modos de transporte. También se pretende fomentar el uso de medios de transporte sostenibles y el desarrollo de buenas prácticas entre los usuarios.

Según los principios del Plan de Movilidad Urbana Sostenible, (PMUS), que incluye una apuesta por medios no contaminantes, esta nueva ordenanza pretende regular la circulación y el estacionamiento en determinadas condiciones y según los tipos de VMP de manera que éstos puedan ser utilizados bajo criterios de seguridad y eficiencia.

Tal y como marca la normativa de la elaboración de ordenanzas municipales, se debe recabar la opinión de sujetos y organizaciones potencialmente afectadas en varios aspectos.

ASPECTOS A PREGUNTAR

Uno de ellos son los problemas que se pretenden solucionar con la iniciativa; otro es la necesidad y oportunidad de su aprobación; los objetivos de la normativa; y también figuran las posibles soluciones alternativas regulatorias y no regulatorias.

Las preguntas a las que podrán contestar las personas participantes en la consulta son cuatro. La primera es "¿qué clasificación se debe establecer para este tipo de vehículos? ¿Qué características debe tener cada categoría de esta clasificación?". La segunda reza: "¿qué zonas del viario existente considera adecuadas para la circulación de este tipo de vehículos, en función de la clasificación establecida en la primera pregunta?".

La tercera pregunta es "¿dónde considera que deberían estacionar este tipo de vehículos, en función de la citada clasificación o de otras consideraciones?" y la cuarta propone otros aspectos que considere necesario contemplar en esta Ordenanza.

Estas preguntas pueden tener varias respuestas posibles, ha precisado el Ayuntamiento de Zaragoza en una nota de prensa.

CONSULTA PÚBLICA SOBRE EL RUIDO

El segunda de las consultas públicas a las que el Gobierno ha dado luz verde atañe a la elaboración de la Ordenanza de Protección contra la Contaminación Acústica de Zaragoza. Dicho proceso se concretará en recabar aportaciones de la ciudadanía al articulado del borrador de la norma y a una serie de preguntas.

Uno de los aspectos más importantes de la nueva Ordenanza es la consideración de la salud como eje transversal. El texto recoge la regulación relacionada con actividades, incorporando también las que ser realizan en el espacio público, el ruido de vecindad y los vehículos.

Entre los elementos más novedosos figura el nuevo tratamiento dado a las zonas saturadas en el que se incide de manera específica sobre los aspectos acústicos, incorporando para ello nuevas herramientas de gestión. Otra novedad es la introducción del mapa oficial de ruido de ocio nocturno que permitirá al Ayuntamiento la toma fundada de decisiones con relación a la gestión y control de este importante problema medioambiental urbano.

También destaca la puesta en marcha de elementos que garanticen la transparencia en la aplicación de la ordenanza y la información a la ciudadanía, tales como el Registro Municipal de Licencias o las placas de la información de la actividad.

Otra se ciñe al ámbito de la prevención, ya que la ordenanza contempla de manera expresa en su articulado la puesta en marcha de programas de "Buenas Prácticas Acústicas Sectoriales", incentivados por el Ayuntamiento, a los que podrán adherirse de manera voluntaria las actividades.

La penúltima novedad es la incorporación de un "Protocolo de Evaluación de Molestia por Contaminación Acústica", cuyo objetivo es dar solución a las situaciones en las que se están produciendo molestias o daños pero es imposible técnicamente realizar mediciones. La última es la incorporación de la mediación como mecanismo favorecedor de la buena convivencia ciudadana.

PREGUNTAS

Las preguntas a las que podrán contestar las personas participantes en la consulta son cinco. La primera pide detallar los focos emisores de contaminación acústica sobre los que debe incidir la normativa municipal sobre ruido; otra es cómo piensa que esta normativa puede contribuir a reducir las molestias por contaminación acústica en zonas de ocio en el espacio público y la tercera cómo considera que esta normativa puede mejorar la convivencia en el interior de las viviendas afectadas por ruido de vecindad.

La cuarta cuestión pregunta por cómo se pueden reducir las molestias generadas por las actividades que producen contaminación acústica y la última qué tipo de tipo de información cree que debe proporcionar el Ayuntamiento en relación con la contaminación acústica.

Los ciudadanos, organizaciones y asociaciones que así lo consideren, pueden hacer llegar sus opiniones sobre los aspectos planteados en sendas consultas durante un plazo de 15 días, contados desde el día siguiente al de su publicación en la página web del ayuntamiento de Zaragoza 'www.zaragoza.es'.