Zaragoza ahorra 200.000 euros al año al mejorar la inspección de la contrata de limpieza pública


 Plaza Del Pilar De Zaragoza
Europa Press - Archivo
Actualizado 17/01/2019 15:10:45 CET

ZARAGOZA, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Servicios Públicos del Ayuntamiento de Zaragoza, Alberto Cubero, ha manifestado que el consistorio está ahorrando unos 200.000 euros al año después de mejorar la inspección en el servicio de limpieza pública que está contratado con la empresa FCC.

En rueda de prensa, ha detallado que la inspección comenzó en 2016, año en el que se detectó que "facturaban empleados que no estaban trabajando". En concreto, FCC comunicó 881 ausencias respecto a las previsiones iniciales y la inspección municipal detectó 1.123, es decir, 242 más, ha dicho Cubero.

El consejero municipal ha explicado que la empresa tiene la obligación de informar al consistorio de si un trabajador no ha acudido a su puesto y el Ayuntamiento "descuenta el pago de esa jornada" a FCC, valorada en unos 120 euros.

Esto supuso en 2016 un ahorro económico 130.000 euros, mientras que 2017 de 220.000 y en 2018 de 330.000 euros, por lo que el consistorio ha estimado que al año se van a poder ahorrar unos 200.000 euros, "dinero que se estaba pagando a FCC por no hacer una labor de inspección".

En concreto, ha indicado que en 2017 las bajas comunicadas por la empresa fueron de 1.848 y solo se detectaron 26 casos no comunicados, mientras que en 2018 la cifra ascendió a 2.754 bajas comunicadas y a diez las no informadas.

SANCIONES

El consejero municipal ha aclarado que esta falta de comunicación de las bajas no tuvo ninguna consecuencia para la empresa por parte del Ayuntamiento de Zaragoza, más allá de no pagar por esos trabajadores.

Cubero ha apuntado que fue en 2017 cuando se inició el primer expediente sancionador a la empresa por este motivo y los tribunales dieron la razón al consistorio, igual que en los otro cinco recursos interpuestos por la compañía a cada uno de los expedientes sancionadores del consistorio.

Según el responsable de Servicios Públicos, cuando la justicia "nos empezó a dar la razón, FCC comenzó a reconocer a todos los trabajadores que se ausentaban de su puesto de trabajo" de forma que si en 2016 hubo un 33 por ciento de ausencias detectadas por la inspección municipal que no habían sido comunicadas por la empresa, en 2017 el porcentaje bajó al tres por ciento y en 2019 al uno por ciento.

Cubero ha recordado que esta legislatura se ha creado la Oficina de Inspección, que está trabajando especialmente en los servicios más importantes, como el de limpieza, respecto al que "una de las quejas frecuentes era que la empresa nos facturaba servicios que no realizaba", algo que ocurre en todas las contratas, ha opinado.

El consejero municipal ha puntualizado que de los 142 servicios municipales externalizados, solo tres tenían hasta ahora un servicio de control, "cuando hablamos del 40 por ciento del presupuesto".

RIDICULIZAR

Cubero ha indicado que la labor del equipo de gobierno de Zaragoza en Común en materia de inspección "la han tratado de ridiculizar algunos grupos de la oposición", pero los datos aportados demuestran que "ha permitido aflorar incumplimientos" y "ha supuesto ahorro económico".

Esto va a contribuir a una mejor calidad de los servicios que va a revertir en la ciudad, ha sostenido el consejero, que ha añadido que hay muchas otras cuestiones que fiscalizar, "pero no tenemos la capacidad de poder controlarlo todo".

También ha argumentado que "la mejor fiscalización es la remunicipalicón de servicios" y ha estimado que es necesaria una mayor inversión en los mismos ya que si bien ésta ha aumentado esta legislatura "no a los niveles que había antes de la crisis".