El Ayuntamiento de Zaragoza podrá empezar a comprar la energía directamente en el mercado eléctrico a finales de verano


Publicado 05/05/2019 19:08:13CET

ZARAGOZA, 5 May. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Zaragoza podría empezar a comprar la energía directamente en el mercado eléctrico a finales de verano. El Consistorio ha adjudicado el contrato para su representación en este espacio, de manera que las primeras pruebas de compra directa se iniciarán en poco tiempo.

Si las primeras facturas virtuales de este verano son exitosas, se prevé que se pueda empezar a comprar energía en el mercado eléctrico directamente. Impulsado por el servicio de conservación de Arquitectura, Energía e Instalaciones, este supone un paso más de la transición energética del Ayuntamiento hacia un nuevo modelo energético.

La previsión es de que los ahorros derivados de este nuevo método de compra oscilen entre el 10 y el 15 por ciento. De este modo, el Ayuntamiento comprará directamente la energía a las productoras, evitando el peaje de las comercializadoras y reduciendo costes.

Se calcula que, mediante la compra directa el Consistorio ahorrará 1,5 millones de euros anuales a comercializadora y, a cambio, el Consistorio sólo necesita la agencia intermediaria que es el contrato que se ha adjudicado por valor de 250.000 euros (IVA no incluido).

El consejero de Urbanismo y Sostenibilidad, Pablo Muñoz, ha señalado que el Ayuntamiento gana autonomía frente a intermediarios y grandes compañías eléctricas: "Evitamos tener que contratar una empresa comercializadora, con lo que nos ahorramos el sobrecoste causado por los beneficios de esa empresa, que habitualmente son las grandes eléctricas".

El siguiente paso será que el Ayuntamiento pueda crear su propia comercializadora, lo que permitirá entre otras cosas poder actuar directamente frente a situaciones de pobreza energética.

REDUCIR LAS EMISIONES

La estrategia 20/20 tiene por objetivo reducir en un 20 por ciento las emisiones producidas en instalaciones municipales para 2020. La principal línea de actuación para reducir las emisiones y, por tanto, la factura eléctrica del ayuntamiento ha sido poner en marcha inversiones moderadas pero cuidadosamente seleccionadas, que incluyen renovación de equipos o revisión de la potencia de instalaciones.

En 2016 se hicieron 9 intervenciones con una inversión de 187.958 euros En 2017 se hicieron 20 intervenciones con una inversión de 899.242 euros En 2018 se hicieron 22 intervenciones con una inversión de 2.065.101 euros En total, son 51 intervenciones, con una inversión de unos 3,2 millones de euros.

Entre las actuaciones más destacadas está la colocación de placas fotovoltaicas en los edificios de Bomberos, Vialidad, Policía Local y Pabellón SXXI; están en fase de contratación las de los CC Almozara, Oliver, las Esquinas y San José, y el CDM Pepe Garcés; la sustitución de calderas y luminarias en 12 centros escolares; las reformas en la iluminación y climatización de edificios municipales como el Teatro Principal, Seminario, Bomberos, Centros Cívicos, Centros Deportivos; el nuevo contrato de suministro eléctrico en vigor desde 2016, con electricidad certificada como cien por cien renovable, ha permitido un ahorro de unos 4 millones de euros anuales.

Con todas estas medidas, la factura eléctrica municipal ha bajado en 6 millones de euros anuales. La partida presupuestaria ha pasado de 22 millones de euros en 2015 a 16 millones en 2018.

16 MILLONES DE EUROS EN 4 AÑOS

El Ayuntamiento de Zaragoza ha ahorrado 16 millones de euros en 4 años, y el ahorro continuará cada año o aumentará si se sigue trabajando en la misma línea. Con el ahorro acumulado de 2016 a 2019 se puede pagar el cien por cien de la luz que se consuma en 2020.

El planteamiento del equipo de gobierno municipal sobre la promoción de la movilidad eléctrica concede una especial importancia al origen de la energía empleada en esta movilidad. Para ponerlo de manifiesto de forma efectiva, el Ayuntamiento va a invertir un millón de euros para la instalación de puntos de recarga vinculados a placas fotovoltaicas en diversos aparcamientos públicos, una ambiciosa actuación que según la experiencia de la Escuela de Ingeniería y Arquitectura será de referencia internacional por su diseño.

Las primeras instalaciones, que se licitarán en breve, están contempladas en los parkings del Campus Río Ebro, Centro Cívico Estación del Norte y CE Grande Covián.

Contador