Actualizado 02/03/2015 19:40 CET

Zaragoza resiste ante la crecida del Ebro pero sigue la alerta naranja

Crecida extraordinaria del río Ebro, a su paso por Zaragoza
Foto: EUROPA PRESS

El alcalde defiende el dragado del Ebro, pero dentro de un conjunto de medidas integrales para proteger las riberas

Pérez Anadón precisa que "no es el momento de sobrevolar el problema, sino de aterrizar" para resolverlo

ZARAGOZA, 2 (EUROPA PRESS)

El alcalde de Zaragoza, Juan Albero Belloch, ha resaltado que la "gran conclusión" de esta crecida extraordinaria del Ebro es que "Zaragoza resiste" y aunque la altura del río ha comenzado su descenso desde esta pasada madrugada, se mantiene el nivel de alerta naranja.

Belloch ha explicado que los servicios públicos "han funcionado" y también las obras defensivas de la ciudad realizadas durante la Expo o la mota construida posteriormente, en 2010 con los Fondos Estatales de Empleo Local (FEIL), aguas arriba del meandro de Ranillas, que "ha sido determinante", ha enfatizado.

El alcalde ha felicitado y agradecido la actuación de los servicios municipales, al igual que la labor desarrollada por la Policía Local, el Cuerpo de Bomberos y los alcaldes de los barrios rurales.

También ha trasladado su "completa solidaridad con los vecinos de pueblos afectados en toda la cuenca del Ebro", en referencia a las inundaciones producidas en La Rioja y Navarra.

En rueda de prensa, Belloch ha dicho que "parece, aunque con reservas, que hemos salido de la situación más peligrosa", al recordar que se han alcanzado en Zaragoza a las 5.00 horas de este martes, 2 de marzo, los 6,10 metros de altura y un caudal de 2.610 metros cúbicos por segundo y a las 12.00 horas ha descendido hasta los 2.478 metros cúbicos por segundo y una cota de 5,92 metros.

"Parece que baja de forma continua y lenta desde esta madrugada", ha apreciado Belloch, para mostrar su preocupación por la alta reserva nivológica, de 2.000 hectómetros cúbicos, que junto al buen tiempo "puede provocar un deshielo y eso nos obliga a estar atentos".

DRAGADO

"Resignadamente pasan los años y hemos comprobado que las afecciones de 2003 --la mayor avenida del siglo XXI cuando el caudal fue de 3.957 metros cúbicos por segundo-- fueron menores", ha recordado Belloch, al dejar claro que "hay que dragar el Ebro, pero no es suficiente, sino acometer un plan integral de la cuenca del Ebro, que defienda los pueblos de la ribera".

Al respecto, ha remarcado que "ese trabajo de fondo hay que hacerlo con el mayor consenso posible".

Belloch ha puntualizado que "en términos políticos es necesario el dragado dentro de un contexto integral de medidas para proteger las riberas", al describir que la ciudad "no puede estar impasible mientras el valle del Ebro tiene pérdidas sin avanzar en la aplicación de medidas".

En este sentido, ha avanzado que "estamos dispuestos a cooperar con quien nos deje y estamos dispuestos a negociar y ayudar a que la renovación integral del Ebro pueda hacerse de forma razonable y sirva para algo".

Tras puntualizar que "dragar no nos dejan", se ha decantado por "cambiar la norma" al calificar de "dislate que con 2.610 metros cúbicos por segundo haya más destrozo que con casi 3.000 metros cúbicos por segundo". Seguidamente, ha vuelto a exponer la solidaridad de Zaragoza con el valle medio Ebro "porque tenemos los mismos problemas".

Entre las primeras medidas que adoptará Belloch será convocar una reunión, el próximo lunes, con los alcaldes de los barrios rurales afectados para "ver qué se puede hacer y de qué forma puede actuar el Ayuntamiento con sus recursos personales y materiales", pero ha incidido en que esta reunión se producirá "cuando se estabilice el tema", en referencia al río.

CIEN INTERVENCIONES EN 24 HORAS

La consejera municipal de Servicios Públicos y Movilidad, Carmen Dueso, ha aportado algunos datos como los cerca de cien servicios que ha realizado el Cuerpo de Bomberos en las últimas 24 horas, en los que se ha rescatado en lanchas a vecinos de Alfocea, además de curiosos y particulares en sus fincas, además de socorrer a perros, vacas y caballos.

En la actualidad hay cinco lanchas realizando tareas de vigilancia y también se ejecutan trabajo de achiques de agua, entre los que se priorizan los transformadores eléctricos, para lo que se colabora con Endesa, mientras que en los garajes inundados se hace una vigilancia intensiva porque el nivel freático del río es alto y evacuar ese agua ahora es más voluntarioso que efectivo".

En esta situación se encuentra el parking de la Plaza del Pilar, donde el agua ha inundado la planta tercera, ha añadido Dueso.

Otras afecciones es el corte al tráfico de la Ronda Boltaña, al igual que el tercer cinturón y la pasarela del Voluntariado y ha detallado que el muro de contención situado antes de la Ronda Norte ha evitado el desbordamiento y se ha revelado de "gran utilidad porque contiene el agua" para remachar que aunque las previsiones no lo anunciaban decidimos actuar" para evitar mayores daños.

En Alfocea se han desalojado a unos 40 vecinos y "no sabemos cuándo podrán volver", ha reconocido Dueso, para precisar que se trata de habitantes de torres y casas diseminadas. El acceso a este barrio rural "se organiza por un camino de maniobras militar y se hace el recorrido con todo terrenos para que los vecinos entren y salgan. Hasta disponemos de helicópteros si hiciera falta".

"NO SOBREVOLAR, SINO ATERRIZAR"

El consejero municipal de Urbanismo, Vivienda, Infraestructuras y Equipamientos del Ayuntamiento de Zaragoza, Carlos Pérez Anadón, ha aseverado que "no estamos en un momento de sobrevolar el problema, sino de aterrizar" para solucionarlo en referencia a la visita del Ministerio del Interior, Jorge Fernández Díaz, que sobrevuela la zona afectada por la riada.

Ha descrito que en la actualidad el Ebro "sigue vertiendo en el lateral del Parque del Agua porque el volumen es grandísimo y hasta que no baje la capa freática no se puede hacer evaluación".

Pérez Anadón ha arremetido contra los datos de caudal ofrecidos por la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) porque "se hablaba de una crecida máxima de 2.300 metros cúbicos por segundo y se han alcanzado los 2.610" para sentenciar que "el que no se ha equivocado es el río y la CHE ahí anda, pero no voy a entrar en algo que no es competencia nuestra y con la sapiencia que ahí --CHE-- pueda haber, pero los hechos son tozudos".

Ante la "inexactitud" de las cifras de la CHE en los días previos a la crecida y que para la "punta de la avenida se han dado tres fechas distintas de llegada a Zaragoza y que además se ha prolongado mucho, nos lleva a que se mantenga la alerta naranja", ha justificado Pérez Anadón.

Este nivel de alerta también lo ha justificado en función del comportamiento de la avenida en Boquiñeni u otros municipios, donde la crecida "ha hecho zig-zag o pico de sierra que esperemos no se produzca en Zaragoza".

MOTA EN JUSLIBOL

La mota de acceso al camino a la huerta de Juslibol, data de 2010, y el portillo de acceso se ha cerrado para evitar inundaciones, pero la acequia de donde toma el agua al Parque del Agua "ha recibido todo el caudal debajo del puente de la autopista, que ha requerido hacer una segunda mota de 800 hectómetros cúbicos de tierra porque el nivel de las casas del Actur es más bajo de por donde entra agua y hubiera ido a la Avenida Gómez de Avellaneda".

Precisamente, esa mota se tuvo que levantar este pasado domingo por la tarde y durante la noche, y ha empleado a efectivos de Policía Local, Bomberos y la Unidad Verde del área de Infraestructuras.

Sobre el dragado ha opinado que "sin ir a decisiones precipitadas se tiene que hacer un cálculo integral de todos los caudales en la parte central con serenidad y sosiego y pensado que hay cosas que se deberían haber hecho". A su parecer, las "soluciones no son unidireccionales y no solo es hacer dragados, sino también la construcción de motas y planes medioambientales de terrenos inundables para que no se produzca lo producido".

Para leer más