Publicado 12/02/2021 15:35CET

CCOO Aragón pide la revisión al alza del Salario Mínimo Interprofesional

ZARAGOZA, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

CCOO Aragón ha pedido la revisión al alza del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), apostando para "avanzar en la agenda socio-laboral" para revisarlo, garantizar las pensiones dignas y derogar las reformas laborales.

"Visto que el acuerdo con las organizaciones empresariales es prácticamente imposible, la mejora de los salarios más bajos no puede esperar", han afirmado, añadiendo que "las subidas del SMI en 2019 y 2020 han beneficiado a los trabajadores con sueldos más bajos, por lo que se hace necesaria una nueva subida en 2021 con el objetivo de mejorar las condiciones salariales de los trabajadores, avanzar en el objetivo de que alcance el 60 por ciento del salario medio a lo largo de esta legislatura y consolidar la recuperación económica".

En una nota de prensa para valorar el IPC de enero, CCOO Aragón ha señalado que "el aumento del precio de determinados productos básicos generará una pérdida del poder adquisitivo de muchas familias, haciéndose notar más en aquellas que se encuentran en una situación de vulnerabilidad".

También han señalado que cambiar el sistema de fijación de precios en el mercado mayorista eléctrico "era un compromiso del Gobierno de España" y han instado a no permitir a las grandes eléctricas "obtener beneficios injustos en los momentos de mayor demanda puntual de un bien esencial como la electricidad".

DATOS

El Índice de Precios de Consumo (IPC) en Aragón subió un 0,1 por ciento en enero con relación al mes anterior, una décima más que la media española donde no hubo variación alguna de precios durante enero.

En términos interanuales subió un 0,5 por ciento, nueve décimas por encima del IPC de diciembre (-0,6 por ciento) e idéntica cifra a la media española donde la inflación se sitúa también en el 0,5 por ciento. El aumento anual de los precios en enero es la segunda mayor subida en la serie histórica tras el alza de 1,4 puntos registrado en enero de 2017. El IPC se sitúa así en el nivel más alto desde febrero de 2020 (0,7 por ciento), han indicado.

Según señala el INE, el repunte se debe al aumento de los precios de la electricidad que sube un 6,6 por ciento, carburantes y combustibles con un 3,2 por ciento y, en menor medida, de los alimentos no elaborados que suben un 1,6 por ciento, encareciéndose más de lo que lo hicieron en enero de 2020.

Otros factores que han presionado al alza los precios son los paquetes turísticos, que se han abaratado menos que en enero del pasado año, y el gas, que este año ha subido cuando el pasado bajaba.

Desde el inicio de la crisis del coronavirus, el IPC interanual encadena nueves meses consecutivos en tasas negativas, a diferencia de las subidas que experimentaba el indicador años anteriores por estas fechas.

El dato registrado en enero "supone un punto de inflexión y devuelve a la inflación a tasas de crecimiento positiva que está por ver si se mantiene en los próximos meses ante la incertidumbre económica que sigue planeando sobre la esperada recuperación de la economía".

Los grupos de bienes que mayor aumento de precios registran en Aragón durante enero son Vivienda con un 4,4 por ciento debido a las subidas de los precios de la electricidad y, en menor medida, del gas y del gasóleo para calefacción, y Transporte con un 1,6 por ciento como consecuencia del incremento de los precios de los carburantes y lubricantes para el transporte personal.

Los que más bajaron fueron Vestido y Calzado con un -14,3 por ciento debido a las bajadas de precios de la campaña de rebajas de invierno y Ocio y Cultura con un -0,7 por ciento causadas por el descenso de los precios de los paquetes turísticos y la crisis del sector.

El fuerte descenso acumulado durante los meses anteriores en los combustibles y la electricidad hace que la reducción de precios interanual más acusada se dé en Transporte con un -4,1 por ciento, seguido por Comunicaciones con un -3,5 por ciento. En el otro lado Vivienda presenta un 2,3 por ciento de incremento, Alimentos y Bebidas no Alcohólicas donde suben los precios un 2,1 por ciento anual y Otros servicios con un incremento del 2 por ciento respecto a enero de 2020.

La inflación subyacente, es decir la estructural, que no tiene en cuenta ni los alimentos no elaborados ni el precio de los carburantes, disminuyó en Aragón un -1 por ciento hasta situarse en el 0,8 por ciento anual, tres décimas por encima de la media española y tres décimas también por encima del IPC general --0,5 por ciento--.

"El dato de la inflación estructural muestra, por una parte, el fuerte impacto que tienen en el IPC los precios de los productos energéticos y por otra parte el ciclo recesivo en el que se encuentra nuestra economía", han continuado.

Los datos del mercado eléctrico han invertido la tendencia en los últimos meses. En enero de 2021 se ha producido el mayor incremento en la serie histórica que se registra. "Este aumento tendría su origen en el sistema de fijación de precios en el mercado mayorista eléctrico, que permite beneficios extraordinarios muy cuantiosos a las empresas que usen determinadas tecnologías de producción cuando se producen aumentos de la demanda anormales", han concluido.

Para leer más