31 de mayo de 2020
 
Publicado 21/05/2020 14:35:46 +02:00CET

La CHE inicia las labores de limpieza y acondicionamiento de la Fuente de los Incrédulos

Fuente de los Incrédulos
Fuente de los Incrédulos - CHE

ZARAGOZA, 21 May. (EUROPA PRESS) -

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), adscrita al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, ha iniciado esta semana las labores de limpieza y acondicionamiento de la Fuente de los Incrédulos, en el casco urbano de Zaragoza.

Se trata de una intervención que se integra en el protocolo general de actuación sobre este monumento firmado a finales del pasado año y en el marco de sus competencias, entre el Organismo de cuenca y el Ayuntamiento de Zaragoza, que se encargará del mantenimiento y vigilancia posterior.

Los trabajos, que tienen un presupuesto de 13.000 euros, e incluyen acciones para reponer las afecciones por vandalismo que ha sufrido esta fuente patrimonial, como la eliminación de grafitis y el arreglo de desagües de las jardineras o los caños de latón, además de la eliminación de restos vegetales y la aplicación de consolidante superficial para evitar el deterioro de la piedra.

El Organismo de Cuenca, como titular de este patrimonio, se compromete a ejecutar las actuaciones necesarias para su acondicionamiento, consistentes en la reparación de la instalación de fontanería deteriorada, conectada a la red de abastecimiento de agua potable del Ayuntamiento de Zaragoza para reponer su funcionalidad como fuente pública y que se encuentre en perfectas condiciones para ser disfrutada por todos los vecinos y visitantes de la ciudad.

DIVULGACIÓN

Por su parte, el Ayuntamiento de Zaragoza, competente en materia de limpieza, salubridad y ornato público, protección del patrimonio y medio ambiente urbano, se compromete a la vigilancia y mantenimiento general, ha señalado la CHE en una nota de prensa.

Esta acción se integra en las líneas principales de la gestión del agua, definidas en el nuevo ciclo de planificación hidrológica, en concreto, en la mejora general de la gestión, fomentando la coordinación entre Administraciones para alcanzar objetivos comunes y también en el fomento de la divulgación como una de las vías para incrementar el conocimiento de la cuenca del Ebro.

Junto con estos dos, las cinco líneas de acción se completan con alcanzar el buen estado potencial de las masas de aguas; la renovación de la visión de la dinámica fluvial (introduciendo nuevas medidas ambientales) y la mejora de la eficiencia y la garantía de suministros para usos esenciales.

La CHE ya ha realizado una restauración integral de este monumento neoclásico que más que por su valor artístico, destaca por su historia ya que fue el propio Ramón Pignatelli al finalizar la construcción del Canal Imperial en 1786, quien mandó levantarla como celebración de la viabilidad del proyecto y en contestación a las burlas de la oposición.

Contador