Publicado 16/06/2020 17:28:05 +02:00CET

El Comité de Autoridades de Ebro Resilience repasa los avances de esta estrategia

ZARAGOZA, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

La estrategia Ebro Resilience, mecanismo de coordinación entre administraciones para promover actuaciones que reduzcan el impacto de las inundaciones del tramo medio del río Ebro, Logroño (La Rioja)-La Zaida (Zaragoza), ha reunido a su Comité de Autoridades para repasar los avances y afianzar las vías de coordinación entre los participantes. Además, se ha presentado para su estudio una propuesta para concurrir a la convocatoria 2020 del Programa LIFE de la Comisión Europea.

Esta reunión del Comité de Autoridades Ebro Resilience se ha celebrado por videoconferencia con la participación del director general del Agua del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teodoro Estrela; la presidenta de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), María Dolores Pascual; el consejero de Sostenibilidad y Transición Ecológica de La Rioja, José Luis Rubio; la consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente de Navarra, Itziar Gómez, junto al director general de Medio Ambiente del Gobierno de Navarra, Pablo Muñoz; la directora del Instituto Aragonés del Agua, Dolores Fornals y el secretario técnico de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, José Luís Castellano junto con personal técnico.

En la Estrategia es crucial la participación para alcanzar el máximo consenso sobre las medidas propuestas. Por ello, se ha definido ya un proceso para implicar a administraciones locales, afectados y sociedad en general en cada zona, al final de cada uno de los estudios de tramo que se están desarrollando, 15 en total.

Las acciones Ebro Resilience suman técnicas novedosas y nuevos enfoques a la hora de afrontar las acciones ante el riesgo de inundación, siguiendo los criterios de la Directiva Europea de Inundaciones y la inclusión de intervenciones de restauración medioambiental con la creación de zonas de hábitats para la fauna autóctona.

En la reunión se han repasado los hitos de los cinco grupos de trabajo definidos para la Estrategia y en los que participan todas las Administraciones implicadas: Prevención y Preparación; Conservación y Protección; Valores Ambientales; Financiación y Terrenos y Participación y Divulgación.

AVANCES

En la reunión del Comité de Autoridades se han repasado los principales avances de la Estrategia hasta el momento: son ya 260 kilómetros de río en estudio, divididos en 15 tramos, y alcanzando las 48.000 hectáreas del área de implantación de Ebro Resilience, centrada en el río Ebro y los tramos bajos de sus afluentes desde Logroño a La Zaida.

Recientemente la CHE adjudicó el estudio de dos tramos que fueron propuestos por los Ayuntamientos y en los que ya se está trabajando: El Burgo de Ebro y el tramo Quinto-Gelsa-Velilla de Ebro-La Zaida. Al finalizar cada uno de los estudios de tramo se realizarán acciones particulares de participación en cada zona para consensuar con afectados e interesados, las soluciones más adecuadas y sostenibles.

Se está desarrollando una acción pionera para la evaluación del riesgo de inundación en 100 explotaciones agrarias y ganaderas. Hasta el momento han participado 60 explotaciones para completar un cuestionario de autoevaluación que permite conocer su grado de exposición a la inundación, las medidas más eficientes para prevenir, proteger y preparar la explotación y el coste de su aplicación

Avanza la ejecución del proyecto de adecuación morfológica y restauración ambiental del río Ebro en el paraje de La Nava, en Alfaro (La Rioja), que supone una inversión de 2,2 millones de euros para la reducción del riesgo de inundación y la recuperación de los sotos ribereños.

Los cinco grupos de trabajo de la estrategia, con técnicos de todas las Administraciones implicadas, avanzan para definir medidas de prevención, actuaciones de protección, gestión ambiental, gestión del espacio fluvial y financiación, participación y divulgación.

EBRO RESILIENCE

Ebro Resilience es un mecanismo de colaboración para la gestión de acciones en el eje del Ebro, en concreto en el tramo Logroño-La Zaida, que tiene particularidades respecto a otras zonas de la cuenca, con una alta exposición al fenómeno de inundación.

La Estrategia es la respuesta a la Directiva Europea de Inundaciones en esta zona de la cuenca y concreta el plan de medidas para el tramo medio del Plan de Gestión de Riesgo de Inundación de la Demarcación.

Las claves de Ebro Resilience son la coordinación y los nuevos enfoques para reducir el efecto negativo de los episodios de inundación, apostando por medidas combinadas que mejoren la capacidad de recuperación del territorio.

Las inundaciones son fenómenos naturales e inevitables y se parte de la consideración de que no existe una única medida efectiva y de la necesidad de aplicar acciones compatibles con un desarrollo sostenible.

Las medidas, variadas y complementarias, pretenden la protección de núcleos y la recuperación del espacio del río donde sea posible --retranqueo de motas, creación de cauces de alivio, zonas de inundabilidad controlada-- y también fomentar los usos compatibles con la promoción de cultivos boscosos inundorresistentes y potenciar la autoprotección con la mejora de la divulgación de adaptación de edificaciones y de explotaciones.

Para leer más