Culmina el cambio de butacas del anfiteatro del Teatro Principal

El consejero municipal de Economía y Cultura, Fernando Rivarés.
EUROPA PRESS
Publicado 12/11/2018 13:48:03CET

En unas semanas comenzará el saneamiento de fachadas

ZARAGOZA, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Teatro Principal de Zaragoza estrenará butacas en el anfiteatro cuando a finales de esta semana culminen los trabajos de instalación y el remate de los acabados de la parte más alta de este emblemático equipamiento municipal para comenzar, antes de Navidad, el saneamiento de fachadas.

El consejero municipal de Economía y Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza, Fernando Rivarés, ha explicado que se ha realizado esta reforma dado el "lamentable estado" que además "no cumplía la normativa europea" en aspectos referentes a la seguridad.

"Las estructuras metálicas estaban destrozadas y se ha cambiado por completo además de pintar y remodelar el acceso. También se han cambiado las vigas de madera por otras metálicas y se ha instalado una moqueta ignífuga".

Esta remodelación ha reducido el número de asientos y se ha establecido en 119 butacas distribuidas en tres gradas y se han eliminado las de visibilidad casi cero; además se han instalado unas barras de seguridad para evitar una posible caída al patio de butacas.

"En dos o tres días se terminará la obra y las butacas quedarán ancladas y se asegurarán los bordes donde se ve la estructura antigua de madera, que en algunas partes estaba podrida".

El coste de esta obra asciende a unos 70.000 euros y las butacas rondarán los 15.000 euros. También se han pintado las paredes interiores del anfiteatro con los colores corporativos del teatro: el gris marengo y el rojo.

MÁS MEJORAS

En declaraciones a los medios de comunicación, Rivarés ha avanzado que en breve se acometerá el saneamiento de las fachadas de la plaza José Sinués, la calle Eusebio Blasco y la lateral de las taquillas orientada a la calle Don Jaime I, ambas de estilo neoclásico, que están en licitación.

Esta obra consistirá en el decapado y restauración de las capas inferiores de los morteros y se repintará para que dure otros 15-20 años, ya que desde 1987 no se acometían mejoras y dado el interés arquitectónico requiere de constantes actuaciones. Para el verano se ha programado el inicio del cambio de la maquinaria de la tramoya, que todavía funciona con cuerdas y se va a informatizar.

"Se facilitarán el trabajo y las condiciones laborales de la plantilla y además se hace más fáciles y sencillos los montajes de los espectáculos", ha resumido. Esta modificación se realizaría en verano para abrir en septiembre de 2019 con la nueva caja escénica ya informatizada.

Rivarés ha abundado en que esta remodelación "entra dentro de la filosofía de acceso universal a la cultura y que las butacas más baratas, que suele comprar la gente con menos recursos, tengan las mejores condiciones de acceso y visibilidad".

Por su parte, el gerente del Patronato de las Artes Escénicas y de la Imagen, Víctor López, ha detallado que todas las intervenciones son fruto del trabajo del este organismo con el área de Cultura. "Desde el 87 no se había hecho prácticamente nada y esperamos que en verano se acometa la caja escénica. En dos años se ha hecho mucho trabajo en el conjunto de este teatro".

Contador