La DPZ concede ayudas por valor de 63.500 euros a 25 mujeres emprendedoras de la provincia


Joven trabajadora
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 10/12/2018 13:07:33CET

ZARAGOZA, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) ha concedido ayudas por valor de 63.500 euros a 25 mujeres emprendedoras de la provincia. La institución ha resuelto así la convocatoria de este año de su plan de autoempleo femenino, que apoya a las trabajadoras que se dan de alta como autónomas y desarrollan su actividad en alguno de los municipios del medio rural zaragozano subvencionando los gastos que conlleva la creación de sus nuevas empresas.

Entre los negocios beneficiarios de estas ayudas hay una empresa de formación y asesoramiento sobre redes sociales, otra de gestión y administración de fincas, una gestoría, un gabinete de fisioterapia, otro de psicología, dos explotaciones avícolas, una granja de cría intensiva de ovejas, una casa rural, un albergue, bares tiendas de moda y de complementos.

El plan de autoempleo femenino financia los gastos que conlleva su puesta en marcha siempre que no superen el 80 por ciento del presupuesto total del proyecto y con un límite de 6.000 euros por solicitante. A cambio, las emprendedoras están obligadas a mantener la actividad subvencionada durante al menos un año.

A la hora de establecer la cuantía de la ayuda concedida, los técnicos del servicio de Bienestar Social y Desarrollo han tenido en cuenta criterios como la población del municipio en el que se vaya a desarrollar la actividad (las localidades más pequeñas reciben más puntuación); el hecho de que la solicitante tenga a su cargo hijos de menos de 12 años o personas mayores o discapacitadas; o la posibilidad de que la emprendedora sea víctima de violencia de género o sufra una discapacidad.

En la concesión de las subvenciones también se ha ponderado la edad de la solicitante (se favorece a las menores de 30 años y a las mayores de 45); el tipo de actividad del nuevo negocio (se priman los nuevos yacimientos de empleo, como los servicios a dependientes, y las relacionadas con las nuevas tecnologías, la sociedad de la información o los servicios culturales y de ocio); la vinculación de la actividad con el nivel de estudios de la emprendedora (se dan más puntos cuanto más elevada es su titulación); y la valoración y el contenido del proyecto.