La DPZ destina 14 millones a tres planes de ayudas para los municipios


Sánchez Quero habla con diputados del PSOE antes del pleno de la DPZ
EUROPA PRESS
Publicado 27/12/2018 11:49:53CET

ZARAGOZA, 27 Dic. (EUROPA PRESS) -

El pleno de la Diputación de Zaragoza (DPZ) ha aprobado este jueves por unanimidad, en sesión extraordinaria, los planes de Concertación económica, de Inversiones en municipios con especiales dificultades territoriales o singulares afecciones debidas a la implantación de infraestructuras o servicios de interés general en la provincia (PIMED) y el plan de inversiones en infraestructuras y equipamientos en los barrios rurales de los municipios zaragozanos, a los que destina 14 millones de euros en total.

En declaraciones a los medios de comunicación, el presidente de la DPZ, Juan Antonio Sánchez Quero, ha detallado que el Plan de Concertación cumple con un doble objetivo, dado que ofrece ayudas incondicionadas que los municipios podrán destinar a lo que decidan y, al mismo tiempo, permite que la institución "no pierda capacidad de inversión en la provincia, al destinar los fondos de partidas presupuestarias no ejecutadas a lo largo del año a aliviar las arcas municipales".

"Este año hemos cambiado los criterios de distribución de los fondos", ha señalado Sánchez Quero, al detallar que se ha reservado un 8 por ciento del importe total para distribuirlo en función de cuatro criterios: la funcionalidad o influencia de esa localidad sobre el resto del territorio, la superficie de su término municipal, el desarrollo territorial y su capacidad tributaria.

El plan de concertación contempla un importe total de 11,6 millones de euros de los que se beneficiarán los 292 municipios zaragozanos. Tendrán "un mínimo de 14.000 euros por localidad", el 35 por ciento del total fijo igual para todos, y se otorgará el 57 por ciento en función de la población, con 23 euros por habitante, y ese 8 por ciento según esos nuevos criterios.

En cuanto al PIMED, se trata de ayudas a poblaciones que han sufrido la construcción de un embalse o de infraestructuras de producción de energía hidroelétrica en su término municipal. Son 1.300.000 euros para 27 municipios --Alagón, Añón, Ardisa, Calatayud, Caspe, Chiprana, Cinco Olivas, Ejea, Escatrón, Fayón, Los Fayos, Gallur, Gelsa, Marracos, Mequinenza, Morés, Nonaspe, Nuez de Ebro, Piedratajada, Puendeluna, Quinto, Sádaba, San Mateo de Gállego, Sástago, Tauste, La Zaida y Zaragoza--.

En este caso se subvencionan actuaciones como las obras y mejoras en el acceso a núcleos urbanos, la pavimentación de las calles, el saneamiento, abastecimiento, alumbrado público, equipamientos culturales, instalaciones deportivas.

AL 97%

Por su parte, el plan de barrios rurales se ha dotado con 974.000 euros y llegará a 23 localidades que tienen un total de 38 barrios rurales, los que "están más alejados del casco urbano principal", ha apuntado Sánchez Quero.

El presidente de la DPZ ha subrayado que "el objetivo que nos marcamos al principio del ejercicio se ha cumplido porque el presupuesto lo vamos a ejecutar prácticamente en un cien por cien y según los datos de que disponemos se ejecutará más de un 97 por ciento", ha afirmado.

Las partidas previstas en estos tres planes "son automáticas", dado que una vez aprobados se transferirán a los municipios conforme justifiquen las obras. En el caso del PIMED y el plan de barrios rurales, "tienen hasta el 15 de septiembre para ejecutarlas".

Los grupos han elogiado la aprobación de los tres planes, si bien en el caso del plan de concertación los portavoces de En Común y PP, José Ángel Miramón y Francisco Artajona, respectivamente, han advertido de que estos recursos proceden de partidas no ejecutadas del presupuesto provincial.

Miramón ha deseado, además, que sigan mejorando los criterios de reparto de fondos, mientras que Artajona ha exigido que si se incluyen cambios en la distribución de los recursos se informe con anterioridad a los grupos para "poder informar a nuestros 73 alcaldes y 533 concejales de cómo les afectarán".

RENUNCIA DE RUBÉN RAMOS

En otro orden de cosas, el pleno ha tomado conocimiento de la renuncia al cargo de diputado provincial de Rubén Ramos, del grupo En Común, quien se incorpora a la docencia universitaria y ha transmitido, a través del portavoz de este grupo José Ángel Miramón, su reconocimiento a los trabajadores de la corporación provincial. Sánchez Quero ha agradecido también la labor de este diputado en las áreas en las que ha estado trabajando en estos tres años y medio.

El pleno ha aprobado también por unanimidad la jornada laboral ordinaria del personal de la DPZ y de la Institución Fernando el Católico, acordada con los representantes de los trabajadores.

Contador