La DPZ expone en el Palacio de Sástago un centenar de obras de la colección Santamarca

La exposición se inaugura este miércoles
DIPUTACIÓN DE ZARAGOZA
Publicado 09/10/2018 15:58:28CET

Entre ellas, seis escenas que Goya pintó dentro de la serie 'Juegos de niños' y tres cuadros sobre temas bíblicos de Luca Giordano

ZARAGOZA, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Diputación de Zaragoza (DPZ) expone en el Palacio de Sástago, la colección Santamarca, una de las mejores colecciones privadas de pintura de toda España. Se trata de una antología formada por casi un centenar de obras, entre las que destacan las seis escenas que Goya pintó dentro de la serie 'Juegos de niños' o tres cuadros sobre temas bíblicos de Luca Giordano.

La muestra, que ha sido organizada por la DPZ con la colaboración de la Fundación Fusara, entidad propietaria de la colección, se va a inaugurar este miércoles a las 19.00 horas y estará abierta hasta el próximo 6 de enero.

Quienes la visiten podrán disfrutar de una selección de cuadros de las escuelas española, flamenca, italiana, holandesa y francesa que abarcan desde el barroco hasta la pintura romántica con autores como Bartolomé y Vicente Carducho, Francisco Collantes, Frans Snyders o Paul de Vos.

"A pesar de tratarse de una de las colecciones privadas más importantes de nuestro país, la colección Santamarca es muy poco conocida", ha indicado en la presentación de la muestra la diputada delegada de Cultura de la DPZ, Cristina Palacín. Su última gran exposición data de 1984, y en Zaragoza por supuesto no se ha visto nunca. Por ello, "la colección Santamarca es el mejor regalo cultural que la Diputación de Zaragoza puede hacer a los zaragozanos para sumarse a las Fiestas del Pilar".

Por su parte, el director gerente de la Fundación Fusara, Ignacio Olmos, ha asegurado que la exposición es "el mayor hito en los cien años de historia de la fundación y en la conservación de la colección Santamarca". "Estamos muy agradecidos a la Diputación de Zaragoza por haber hecho posible este proyecto", ha añadido Olmos.

HISTORIA DE LA COLECCIÓN

La colección Santamarca se formó durante la segunda mitad del siglo XIX por el entusiasmo del banquero y conde Bartolomé de Santamarca (1806-1874), quien, a diferencia de sus contemporáneos, no sólo adquirió piezas de los siglos pasados, sino que también patrocinó a pintores coetáneos como los hermanos Antonio y José de Brugada o Jenaro Pérez Villaamil. A su muerte, el conde se la transmitió primero a su viuda y después a su hija Carlota, duquesa de Nájera y condesa de Santamarca, quien, viuda y sin descendencia, la cedió al asilo Santamarca para niños huérfanos que ella misma había creado.

El Palacio de los Santamarca en la calle Alcalá de Madrid no pudo conservarse y su solar fue incorporado en 1927 al edificio del Banco de España. Sin embargo, un año después los albaceas testamentarios de la condesa terminaron de construir un colegio asilo en el barrio de La Prosperidad que desde entonces ha sido la sede de este magnífico conjunto de pinturas.

Los avatares sufridos por la colección durante la Guerra Civil, el temor a los robos y el enorme coste que conllevaba gestionar de modo adecuado todo ese rico patrimonio hicieron que la colección Santamarca cayera en el olvido y que los seis cuadros de Goya de la serie 'Juegos de niños' se dieran por desaparecidos. Sin embargo, en 1984, una exposición de parte de sus pinturas en el Banco Exterior de España permitió el 'redescubrimiento' de este conjunto de obras de arte.

TREINTA AÑOS DESPUÉS

Más de 30 años después de aquella muestra, una antología de la colección Santamarca vuelve a estar al alcance del público, esta vez en el Palacio de Sástago y bajo la dirección técnica y científica del comisario de la exposición, Wifredo Rincón, y del coordinador de Proyectos y Difusión Cultural de la Diputación de Zaragoza, Ricardo Centellas.

En total se exponen 98 pinturas repartidas por 11 espacios distribuidos por las dos plantas del Palacio de Sástago. A ellas se suman un espléndido busto póstumo del primer conde de Santamarca labrado en mármol de carrara en París en 1876 por el escultor Adam Salomón y una bella mesa de aparato producida en Italia en el siglo XIX confeccionada a base de madera dorada, mármol y escayola pintada.

Además, el público va a poder contemplar las pinturas en todo su esplendor gracias a que durante los últimos años se ha llevado a cabo una importante labor de restauración de los cuadros que ha corrido a cargo del Instituto del Patrimonio Cultural de España (IPCE).

A pesar de que anteriormente ya se habían ido haciendo trabajos de conservación, muchos lienzos sufrían roturas, craquelados, levantamientos y faltas de materia pictórica. Algunos presentaban además restauraciones antiguas que distorsionaban la percepción visual de las pinturas, así como oxidaciones de barnices y destensados de los lienzos.

OBRA INÉDITA DEL ARAGONÉS JOSÉ LEONARDO

La exposición que se inaugura mañana aporta novedades importantes en la catalogación de las pinturas de la colección Santamarca y exhibe una tela inédita del pintor aragonés José Leonardo (Calatayud, 1601- ¿Zaragoza?, antes de 1653).

Se trata de una obra maestra de la pintura madrileña de la generación de Velázquez, de gran formato, 189 por 247 centímetros, que representa a Moisés haciendo brotar agua de la roca de Horeb, un tema iconográfico poco habitual dentro del arte español.

La composición del cuadro es compleja y posee un cuidado dibujo, así como la 'variedad' exigida por los tratadistas. Se relaciona formal y estilísticamente con otra obra maestra del bilbilitano: la 'Serpiente de metal', propiedad de la Academia de San Fernando.

El lienzo fue fechado por Diego Angulo y Alfonso E. Pérez Sánchez hacia 1635-1640, una época importante, ya que en 1635 Leonardo fue invitado a colaborar en la pintura de la serie de batallas del salón de reinos del Palacio del Buen Retiro, hoy en el Museo del Prado.