Publicado 14/12/2020 20:24CET

EbroResilience ofrece un taller abierto para reducir el riesgo de inundación en el tramo Alcalá de Ebro-Remolinos

ZARAGOZA, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

La estrategia Ebro Resilience, mecanismo de coordinación entre
administraciones para promover actuaciones que reduzcan el impacto de las inundaciones del tramo medio del río Ebro, Logroño (La Rioja)-La Zaida (Zaragoza), ha desarrollado en formato online el taller deliberativo abierto a la población para presentar las propuestas de reducción de la vulnerabilidad en el tramo 7 Alcalá de Ebro-Remolinos, en la provincia de Zaragoza.

El Gobierno de Aragón y el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, a través de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), coordinados en esta estrategia, han organizado, junto a los ayuntamientos, este taller al que han asistido 40 personas.

El pasado mes de noviembre se celebró el taller dedicado a las propuestas técnicas para el tramo 8 de Cabañas de Ebro y el próximo 17 de diciembre se realizará el del tramo 9 Torres de Berrellén-Sobradiel. Los ayuntamientos de estos tramos han tenido presentaciones específicas de las alternativas técnicas.

TRAMO 7 EBRO ALCALÁ-REMOLINOS

La modelización hidráulica realizada para el estudio del Tramo 7 muestra que las localidades de Alcalá de Ebro y Remolinos son vulnerables para las avenidas seleccionadas para el estudio (25 años de periodo de retorno en zonas con núcleos urbanos). Para cumplir los objetivos de la Estrategia se han estudiado varias alternativas de actuación, siendo la más eficiente la que resulta de una combinación
de varias actuaciones.

Con la alternativa seleccionada como más eficiente se conseguiría evitar la inundación de los núcleos urbanos de Remolinos y Alcalá de Ebro para avenidas con un periodo de retorno de 25 años.

Además, con la mejora en la afluencia de las aguas que se lograría para la avenida de 10 años de periodo de retorno, hasta 141 hectáreas de parcelas agrícolas que ahora se inundan, dejarían de estar afectadas (un 11% de las fincas del tramo) y la altura de las aguas sobre los campos disminuiría en un 87% de las fincas. Con ello, el 98% de las parcelas agrícolas del tramo en estudio verían mejoradas sus condiciones de inundación.

En el caso de Alcalá de Ebro es necesario defender la localidad frente a los desbordamientos producidos por margen derecha, por ello se propone la construcción de una defensa de protección del núcleo urbano que intersecte este desbordamiento y un rebaje en la mota del río, en el tramo inmediatamente aguas arriba, que permita el retorno de las aguas desbordadas hacia el cauce.

En el caso de Remolinos, se plantea realizar un perímetro de seguridad de la población por sus lados sur y este, de forma que las aguas desbordadas por la margen izquierda, aguas abajo de la localidad, no retornen hacia la población.

Para la mejora global del tramo en conjunto se propone la retirada de las defensas que estrechan el cauce activo y desvían la corriente hacia la ribera contraria.

Para leer más