La escuela de Biescas homenajea al que fuera su maestro durante 34 años y precursor en los 70 del esquí desde las aulas

Actualizado 21/03/2011 19:52:52 CET
AGUSTÍN GARCÍA POMAR

BIESCAS (HUESCA), 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

La escuela de Biescas homenajeará al que fuera su maestro durante 34 años, Ángel García Pomar, además de uno de los precursores de la denominada 'Operación Aguilucho', una iniciativa pionera en España para la práctica del esquí desde la escuela.

La 'Operación Aguilucho' se desarrolló en los años 70 cuando los estudiantes del valle de Tena y Tierra de Biescas tuvieron la oportunidad de dedicar un mes a la práctica del esquí por las mañanas y el estudio por las tardes.

Esta experiencia les permitió convivir entre ellos, con los maestros y otros educadores en el entorno de Panticosa, que empezaría a ser un punto de referencia del turismo y del deporte blanco con la entonces recién estrenada estación de esquí.

En el homenaje de este martes, 22 de marzo, por la mañana los alrededor de 300 estudiantes de la escuela de Biescas se desplazarán hasta la estación de esquí de Aramón Formigal y en el área de Portalet realizarán una prueba deportiva.

Por la tarde, a partir de las 19.30 horas, en el Centro Cultural Pablo Neruda se presentará un vídeo realizado por los propios escolares del centro en el que recuerdan al que fuera su maestro desde 1958 a 1996.

En la proyección, coetáneos de Ángel García Pomar relatarán cómo se iniciaron en la práctica del esquí y entre los testimonios se podrá escuchar al que fuera propietario de una serrería en Biescas que ayudó a Ángel García a fabricar los primeros esquís de madera para iniciarse en este deporte que practicó a lo largo de toda su vida.

Ángel García Pomar falleció este verano después de una larga enfermedad y este no es el único homenaje que, a título póstumo, recibe 'Don Ángel, el maestro', como le llamaban en Biescas.

El pasado mes de febrero la junta directiva del Centro de Mayores le rindió tributo con la colocación de su retrato y una placa conmemorativa en la que se alude a si esfuerzo y empeño para que este localidad dispusiera de un centro de este tipo.