El Gobierno de Aragón elabora un documento para fijar la posición de la Comunidad sobre la reforma constitucional

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha comparecido hoy en las Cortes
EUROPA PRESS
Actualizado 02/11/2017 13:39:11 CET

ZARAGOZA, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha informado de que el Ejecutivo está trabajando en un documento "que se va a abrir a la participación de todos los sectores de la sociedad", y que se enviará a las Cortes autonómicas, donde se fije la posición de la Comunidad sobre la reforma de la Constitución.

En una comparecencia ante el pleno del Parlamento autonómico, solicitada por Podemos, Lambán ha señalado que si bien ahora "no se dan las circunstancias" para acometer de manera inmediata la reforma de la Constitución, "a medio plazo se va a abrir la posibilidad" y, entonces, "los aragoneses debemos comparecer con los deberes hechos".

Lambán ha indicado que el Departamento de Presidencia "está trabajando en activar todos los mecanismos y elementos jurídicos, institucionales y académicos a nuestra disposición para pergeñar una posición" en esta cuestión, que "estas Cortes conviertan en la posición de Aragón porque no debemos comparecer como Gobierno, sino como Comunidad", "tomando como directriz el Estatuto de Autonomía".

A su entender, "no es hora de mandar a freír espárragos a nadie" en Aragón, como le ha comentado el presidente del grupo del PP, Luis María Beamonte, que debía hacer con Podemos, sino de "diálogo, moderación, sensatez y de reconocer errores".

Al respecto, ha sostenido que igual que considera que "Podemos se está desdibujando como partido político" por "relativizar el troceamiento de España" y el PSOE "cometió algún error" por ser "autor del tripartido catalán, origen de muchos de los males de Cataluña y España", el PP lo "remató de manera desafortunada llevando al Tribunal Constitucional el Estatuto de Autonomía catalán, que ahora firmarían sin titubeo", así como "haciendo campañas" para "exacerbar la catalanofobia".

Lambán ha considerado que en Cataluña "no se está actuando de manera arbitraria, sino correcta, aplicando la Constitución", a través de la aplicación de artículo 155, y ha abogado por "renunciar de una vez por todas a identificar descentralización con izquierda y centralismo con derecha", así como "a entregar la defensa de la Constitución a otras fuerzas políticas".

Según ha dicho, la Carta Magna española es "de las más avanzadas del mundo en prácticamente todos los terrenos", "hay pocos países que hayan alcanzado tal grado real de descentralización de competencias", aunque haya que "reformar algunos aspectos y cerrar el sistema autonómico, dándole un carácter federal con vocación definitiva".

ESFUERZO

Lambán ha reclamado que Aragón tenga "sitio" en la mesa de la reforma de la Constitución "porque el futuro de España no lo pueden decidir los políticos de Madrid y Barcelona, lo tenemos que decidir todos", al tiempo que ha señalado que "nadie debería regatear ningún esfuerzo en aprovechar la oportunidad que puede ofrecer esta reforma".

El contenido de la misma debe ser, a su entender, convertir en constitucionales algunos derechos básicos, sobre todo sociales, como la salud, y revertir el significado del artículo 135, para apuntar que frente al techo de gasto, "hay que establecer un suelo de gasto", así como "reformar del título octavo para blindar competencias y evitar cualquier clase de tentación recentralizadora".

Asimismo, se deben "establecer los criterios básicos de financiación" porque el autogobierno sin financiación "no es tal", para apostar por "corresponsabilidad para todos y sin renunciar a mecanismos de solidaridad" y sostener que la "caja única de la Seguridad Social debe preservarse para que España se aposente sobre pilares firmes y la solidaridad entre personas y territorios sea firme", ha sintetizado Lambán.

EL jefe del Ejecutivo ha expuesto que la reforma puede servir para establecer hechos diferenciales "siempre que no impliquen diferencia por parte de los españoles en el acceso a los derechos" ya que "no aceptaré una reforma que introduzca factores de desequilibrio entre ciudadanos". También ha apostado por crear "una verdadera cámara de representación territorial".

El presidente de Aragón ha opinado que "nos equivocamos" si el problema de Cataluña "lo circunscribimos a una patología que ha puesto en jaque la constitución de 1978" y que "con una reforma se curaría a España de esa patología", sino que la cuestión "tiene más raíz histórica, más calado, más entidad" y "no hay vacuna contra el separatismo que tenga la potencia suficiente para acabar con ese problema".

PELIGRO

El diputado de Podemos, Nacho Escartín, ha advertido a Lambán del "peligro" que corre el autogobierno si se pacta con partidos como el PP y Ciudadanos "claramente centralizadores" y ha querido saber cómo va a participar la Comunidad autónoma, las Cortes y la ciudadanía aragonesa en la postura de Aragón ante una reforma de la Constitución en la que ha querido saber si Lambán "va a ser el presidente de todos los aragoneses o más el secretario general del PSOE Aragón".

El parlamentario de Podemos también ha señalado como "embudos" al autogobierno el artículo 135 porque "limita el techo de gasto y la capacidad de desarrollar políticas propias", así como el "abuso" del Tribunal Constitucional, "que dirime y controla políticas sociales importantes para Aragón", así como la aplicación "desmesurada" del artículo 155.

El presidente del grupo del PP, Luis María Beamonte, ha cuestionado "que este sea el momento más adecuado para abrir el melón de la reforma constitucional", ha defendido que "Aragón tenga un papel importante, por la lealtad que ha tenido a lo largo de todos estos años" y por nuestra cultura de acuerdo y la concordia", y ha pedido que "no se hagan trajes a medida para ninguna Comunidad", sino que la reforma sirva "para mejorar, no para romper".

El portavoz del PSOE, Javier Sada, ha recordado que su partido "desde hace algunos años viene insistiendo en que para continuar con el éxito de la Constitución hay que proceder a la reforma" para "consolidar y cerrar el modelo territorial" y establecer "una financiación clara y equitativa para todas las Comunidades", entre otras cosas, y ha animado a todos a participar "porque tiene que estar amparada y apoyada por todos porque si no, no será factible, ni posible".

El portavoz del Partido Aragonés, Arturo Aliaga, ha esgrimido que "el momento político de España exige más calma a la hora de acometer esa reforma" y ha opinado que en primer lugar hay que acordar "hasta dónde se llega", para abogar por que en estas Cortes se logre "salir con el modelo que hay que defender" y que los representantes de los aragoneses "no cedan ante ningún jefe de Madrid" porque "si Aragón no va en bloque y con unidad política, saldremos perjudicados".

La portavoz de Ciudadanos, Susana Gaspar, ha estimado que la reforma de la Constitución debe ser para mejorarla, "pero defendiendo la igualdad de todos los españoles, desde la equidad, los mismos derechos y libertades, los mismos servicios con independencia de donde vivimos" porque "los derechos son de los ciudadanos, no de los territorios" y ha defendido que hay que fijarse más "en lo que nos une, que en lo que nos separa".

El diputado de CHA-Grupo Mixto, Gregorio Briz, ha abogado por reformar la Carta Magna "para avanzar hacia un modelo federal, cooperativo y solidario", así como el sistema de financiación. "Hablamos del reparto vertical de los recursos del Estado", ha dicho, para considerar que "si no se modifica la Constitución, vamos a tener un problema importante y España perderá la oportunidad de modernizarse".