Publicado 14/09/2022 12:05

El Gobierno aragonés condena el asesinato machista de Escatrón y pide una "posición unánime" ante la violencia de género

La concentración ha tenido lugar en el Edificio Pignatelli.
La concentración ha tenido lugar en el Edificio Pignatelli. - DGA.

ZARAGOZA, 14 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Aragón ha celebrado este miércoles un acto en el Edificio Pignatelli para condenar el asesinato de María del Carmen en Escatrón. El Ejecutivo autonómico ha pedido "una posición unánime" ante la violencia de género.

En la lectura del manifiesto, la directora del Instituto Aragonés de la Mujer (IAM), María Goikoetxea, ha recordado que combatir la violencia machista "es un proyecto de presente, pero también de futuro", ya que "defender el feminismo supone garantizar una sociedad verdaderamente justa y libre".

En el acto ha estado presente el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, acompañado de seis consejeros del Ejecutivo autonómico y de decenas de trabajadores del Edificio Pignatelli, y ha consistido en un minuto de silencio y en la lectura de la declaración institucional.

En ella, María Goikoetxea ha valorado que casos como el de la fallecida en Escatrón recuerdan que "aún hay mucho trabajo que hacer". "Detrás de cada mujer asesinada, de cada agredida por el mero hecho de ser mujer, se esconde un fracaso de todos", ha explicado, al tiempo que ha ofrecido el "apoyo" del Gobierno de Aragón a los familiares y amigos de María del Carmen. "No hay consuelo ante una situación así, pero queremos dejar claro que no estáis solos", ha añadido.

"Tampoco están solas las mujeres que sufren cualquier forma de violencia machista; desde agresiones físicas o psicológicas, amenazas, hasta desconsideraciones o insultos. Estamos con vosotras y seguiremos trabajando por mejorar todas las herramientas y mecanismos de prevención y protección puestos en marcha para combatir el fenómeno del machismo, y evitar así esta constante violación de los derechos humanos", ha señalado la directora del IAM.

Los feminicidios, ha continuado Goikoetxea, "constituyen la punta del iceberg bajo la que se aglutinan costumbres y comportamientos machistas que poco a poco vamos enterrando pero que aún laten con fuerza: los derivados de la desigualdad de género, que históricamente ha existido en nuestras sociedades y que siguen presentes hoy en día. Múltiples violencias que se ejercen sobre mujeres y niñas por el hecho de serlo".

En lo que va de año son 29 mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas, a las que hay que sumar 19 que no mantenían relación alguna con su agresor. "Ante esta realidad no caben medias tintas ni titubeos: es necesario posicionarse de forma unánime y contundente en contra del machismo", ha agregado.

Es importante adoptar un enfoque global feminista, que implique y abarque todas las capas sociales y todos los grupos de edad, con un énfasis especial en la educación, ha afirmado María Goikoetxea, resaltando la mayor concienciación que muestran cada día los ayuntamientos, que se van sumando a los instrumentos que facilitan los gobiernos central y autonómico para hacer frente a la violencia machista.

"Esta vez ha sido María del Carmen; el año pasado fueron Katia y Hasna. Sus asesinatos tienen como hilo conductor las acciones cobardes y siempre injustificadas de sus parejas o exparejas. Detrás de cada mujer asesinada, de cada agredida por el mero hecho de ser mujer, se esconde un fracaso de todos. Cada crimen nos interpela como sociedad, nos debe llevar a la reflexión", ha concluido.

Contador