La Guardia Civil auxilia en la temporada invernal a 125 personas en la provincia de Huesca

Publicado 22/05/2019 14:55:40CET
GUARDIA CIVIL - Archivo

HUESCA, 22 May. (EUROPA PRESS) -

La subdelegada del Gobierno de España en Huesca, Isabel Blasco, ha informado, junto al teniente coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil, Francisco Javier Vélez, al comandante jefe de la Unidad Aérea de Huesca, Alberto Rodríguez, y al teniente-jefe de la Sección de Montaña de Jaca, Santiago Gómez, del balance invernal de los Grupos de Rescate e Intervención en Montaña de la Guardia Civil de Huesca, que han auxiliado en los meses de invierno a 125 personas.

En un acto celebrado en la sede de la Subdelegación del Gobierno en Huesca, la subdelegada, Isabel Blasco, y el teniente coronel Francisco Javier Vélez han explicado que, entre el 1 de noviembre de 2018 y el 30 de abril de 2019 (temporada invernal), la Guardia Civil de Montaña auxilió a 125 personas, "aumentando significativamente tanto el número de rescates como de personas auxiliadas con respecto al mismo periodo del año anterior".

Aunque en este periodo se registró un 31 por ciento más de rescates (84 intervenciones), y un 37 por ciento más de personas rescatadas, el número de fallecidos se redujo un 50 por ciento, con tres fallecidos menos que durante la campaña invernal del año anterior.

El perfil de la persona rescatada corresponde a un varón en el 68 por ciento de los casos, de entre 41 y 50 años, no federado en el 56 por ciento y sin guía profesional, en el 96 por ciento de las ocasiones.

En un 56 por ciento de los rescates sufre un accidente por sobreestimación de sus posibilidades, seguida de la falta de nivel técnico o falta de preparación física o planificación.

ZONAS GEOGRÁFICAS

Respecto a las zonas geográficas donde más intervenciones se realizan, destacaron el Pirineo, en un 88 por ciento y la Sierra de Guara, en un 12 por ciento, aumentando los rescates fundamentalmente en la zona de Benasque, Boltaña y Jaca.

Entre las actividades que provocan mayor número de accidentes en este periodo destacan, por número de rescatados, el 37 por ciento en senderismo, el 21 por ciento en actividad en alta montaña y un 14 por ciento en la práctica de esquí de montaña.

En cuanto a las causas de los accidentes, el 34,7 por ciento se produjeron por tropiezos y caídas en el mismo nivel; el 13 por ciento por problemas físicos y se contabilizaron un 8 por ciento como extravíos.

El teniente coronel-jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Huesca ha dicho que "no ha habido abundantes nevadas y los días en los que hemos podido disfrutar del sol han sido muy numerosos y esto condiciona no sólo el tipo de actividad que se realiza, sino también el perfil del usuario que practica esas actividades de montaña y la consecuencia inmediata: condiciona el tipo técnico de rescate que van a realizar nuestras unidades".

La Guardia Civil de Montaña ha recordado que, durante el periodo estival, el segundo helicóptero de rescate estará operativo del 15 de junio al 30 de septiembre, aumentando sus días de actividad frente al pasado ejercicio. Asimismo, ha informado de que los efectivos de montaña están realizando programas de heliformación para incrementar, entre otros, la seguridad en el anclaje y salvamento en paredes de alta dificultad.

La subdelegada del Gobierno de España, Isabel Blasco, ha solicitado la colaboración de los ciudadanos para reducir los accidentes en la provincia, un lugar de destino deseado por un alto número de visitantes en cualquier estación del año, pero con unos riesgos que obligan a la Guardia Civil de Montaña a destinar un buen número de efectivos para proteger el bienestar y en muchas ocasiones la vida. También ha insistido en la prudencia, la responsabilidad, y el respeto hacia el medio natural.

CONSEJOS

Finalmente, durante la presentación del balance de rescates en montaña, se ha recordado el Decálogo de Seguridad que plantea, en primer lugar, la necesidad de planificar previamente la actividad, obtener información fiable sobre la ruta, vía de escala o barranco que se pretende hacer; informarse de la meteorología en la zona y no olvidar que en montaña la meteorología es muy variable.

Una vez en la zona, se debe confirmar la información previa en refugios, guías de montaña, centros de información o Guardia Civil, especialmente sobre las condiciones de nieve, agua o climatológicas que pueden modificar la dificultad de las rutas, vías o barrancos; también hay que llevar todo el equipo adecuado a la actividad a realizar --material técnico, ropa, calzado, equipos de protección solar, comida y agua--; no hacer una actividad de montaña uno solo y, salvo circunstancias excepcionales, no dejar nunca solo a un integrante del grupo y mucho menos si está herido o fatigado.

Además, hay que comunicar a alguien (refugio, camping, hotel, amigos, familiares) la actividad prevista y respetar lo planificado; adecuar la actividad a las condiciones físicas y técnicas y ser modestos y saber renunciar porque la montaña esperará; llevar teléfono móvil con baterías cargadas y, si es posible, equipos de orientación, GPS, altímetro, mapas.

Por último, se recuerda que la actividad en la montaña finaliza cuando se regresa a lugar seguro, porque hacer cumbre es sólo la mitad; y, ante cualquier incidencia, se pide avisar al 062 de la Guardia Civil o a cualquier otro teléfono de emergencia porque en la montaña "cada minuto es importante".

Para leer más