Actualizado 17/12/2013 21:00 CET

Gallocanta recibe al carricerín cejudo

Un ejemplar de carricerín cejudo en la laguna de Gallocanta
GOBIERNO DE ARAGÓN

ZARAGOZA, 9 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los trabajos de seguimiento de aves que lleva a cabo SEO/BirdLife han permitido desvelar la importancia que tienen humedales como la laguna de Gallocanta (Zaragoza) para la migración de unas de las aves más diminutas: el carricerín cejudo (Acrocephalus paludicola).

Estas labores de observación realizadas en la Reserva Natural se desarrollan gracias a la financiación que destina el departamento de Agricultura Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón a la preservación y conservación de los recursos que albergan los espacios naturales de la Comunidad autónoma.

Con 10 gramos de peso, el carricerín es un "consumado viajero" que cada año recorre más de 14.000 kilómetros en un viaje de ida y vuelta entre sus zonas de cría en el norte de Europa hasta sus zonas de invernada, al sur del Sáhara, ha explicado el Ejecutivo aragonés en una nota de prensa.

Así, España es un punto de paso "fundamental" en ese recorrido, dado que sirve como espacio de descanso y avituallamiento para estas aves, cuyas principales poblaciones se localizan en Bielorrusia, Ucrania, Rusia y Polonia.

El director del Área de Seguimiento de Aves de SEO/BirdLife, Juan Carlos del Moral, ha detallado que "se trata de un ave en serio declive calificada como Vulnerable debido a la pérdida de su hábitat natural, tanto en sus zonas de nidificación e invernada como en sus zonas de paso".

"Es uno de los sílvidos más pequeños de Europa y uno de los más amenazados, con poblaciones a escala europea que oscilan entre las 14.000 y las 21.000 parejas. La buena conservación de sus zonas de descanso en España es fundamental y hay que tener en cuenta que por nuestro país pasan dos veces al año, en agosto-septiembre, cuando bajan a África, y en abril, cuando regresan desde África hacia sus zonas de cría", ha señalado Del Moral.

LUGARES IMPORTANTES EN ESPAÑA

"El conocimiento del carricerín cejudo ha aumentado en los últimos años. Se había detectado la importancia de lugares como la laguna de la Nava (Palencia) o la bahía de Txingudi (Guipúzcoa) en su migración, pero ahora estamos detectando nuevos lugares de importancia para este ave, como es el caso de la laguna de Gallocanta", ha afirmado la técnico de la delegación territorial de SEO/BirdLife en Aragón, Maite Ríos.

Fue en el año 2008 cuando se detectó la especie en Gallocanta mediante una campaña de anillamiento de esfuerzo constante puesta en marcha por SEO/BirdLife. En 2010, la laguna zaragozana quedó considerada como un enclave de interés internacional para la especie, con la captura de 23 ejemplares durante el mes de agosto, entre los que se encontraban dos especímenes recuperados con anillas francesas.

Este año, se ha vuelto a confirmar la importancia del humedal aragónes para el carricerín cejudo. Durante el mes de agosto, SEO/BirdLife ha llevado a cabo un seguimiento de las especies de la laguna, con especial atención al carricerín cejudo, con la ayuda de voluntarios venidos de diferentes puntos de la península.

En esta campaña de anillamiento han sido 31 y en los últimos seis años han sido más de 50 las capturas de la especie realizadas en Gallocanta. Esta temporada también se han recuperado ejemplares previamente marcados en suelo francés.

DATOS DE INTERÉS

El estudio de los carricerines cejudos en Gallocanta ha arrojado datos de interés, ha resaltado el Gobierno de Aragón. Por ejemplo, se ha comprobado cómo, en apenas unos días, los ejemplares anillados recuperan peso y vigor durante su parada en la laguna.

"Algunos de ellos han ganado tres gramos en 7 días. Teniendo en cuenta que pesan 10 gramos, es una ganancia del 33 por ciento de su peso, algo esencial para poder seguir su viaje migratorio hacia el sur", ha apuntado Maite Ríos.

SEO/BirdLife lleva décadas trabajando para señalar la importancia que tienen las zonas húmedas para las especies migradoras. En los humedales, estas aves encuentran refugio y reposo durante sus largas travesías.

La laguna de Gallocanta cuenta con la figura de protección de "Reserva Natural Dirigida" además de las figuras internacionales de Zona Ramsar y espacio Red Natura 2000, que favorece la conservación de especies grandes y pequeñas.