Publicado 23/09/2021 15:18CET

Lambán cree que hay razones para el optimismo en la economía, pero señala el error de la desindustrialización en Europa

El presidente del CES, Antón Costas, el de Aragón, Javier Lambán, y el del CESA, José Manuel Lasierra.
El presidente del CES, Antón Costas, el de Aragón, Javier Lambán, y el del CESA, José Manuel Lasierra. - EUROPA PRESS

El presidente del CES augura una buena perspectiva económica para Aragón por su importante potencial logístico

ZARAGOZA, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha opinado que hay razones "para el optimismo, la esperanza y confiamos mucho en nosotros mismos, en nuestras capacidades", aunque el horizonte "tampoco está despejado del todo por razones que incumben a todo el mundo occidental", y, en concreto, por los problemas que genera la actual desindustrialización en Europa.

Se ha pronunciado así en declaraciones a los medios de comunicación, antes de asistir a la presentación del 'Informe sobre la situación económica y social de Aragón', correspondiente al año 2020, elaborado por el Consejo Económico y Social de Aragón.

Lambán ha sido el encargado de clausurar este evento, en el que también ha participado el presidente del Consejo Económico y Social de España (CES), Antón Costas, que ha abordado en una conferencia la importancia del diálogo social para una política económica democrática.

El presidente del Ejecutivo autonómico ha expresado su preocupación por el "desabastecimiento" de microchips en la industria de la automoción y ha remarcado que éste es un sector fundamental de la economía aragonesa.

Según Lambán, esto debe llevar a "reflexionar" sobre los "errores" que Occidente y, en particular, Europa, han cometido en los últimos años, "desindustrializándose en favor de otros países que en este momento tienen ventajas estratégicas sobre nosotros, que resultan letales para nuestras economías".

Sobre esta cuestión, el presidente del Consejo Económico y Social de España, Antón Costas, ha apuntado que la crisis de los microchips "no ha venido para quedarse", pero sí va a ser un problema importante "a corto y medio plazo".

A su entender, la pandemia del coronavirus "nos ha mostrado que la globalización tal y como la hemos practicado en las últimas décadas tiene riesgos estratégicos importantes" y "estamos viendo las consecuencias de haber concentrado en solo dos puntos del planeta la fabricación de microchips".

No obstante, ha aclarado, Estados Unidos "ya ha comenzado a poner sus medidas de autonomía estratégica" y Europa "también lo hará". Todo esto, ha añadido, obliga a una reflexión y a una acción, tanto en Estados Unidos, como en la Unión Europea para implementar acciones "de naturaleza estratégica, buscando no acabar con la globalización, pero sí tener más capacidad de autonomía estratégica frente a éste y otros input que estamos contemplando".

BUENAS PERSPECTIVAS

El presidente del CES y también catedrático de Política Económica de la Universidad de Barcelona ha dicho que ve "bien" la perspectiva económica de Aragón, un territorio cuyo "importante potencial de crecimiento en términos de logística" ya se conocía en los años 50 del siglo pasado.

Según ha incidido, "en los próximos años, en esta comunidad autónoma veremos inversiones importantes porque su característica logística en el ámbito español es muy potente".

Respecto a las relaciones económicas de Aragón y Cataluña, Antón Costas ha explicado que no es capaz de concebir otro escenario "que no sea la mejora continua de las relaciones de consumo, de inversión, productivas", para calificar como "momento puntual", "un poco largo", el "escenario de cierre" que pudo plantear la declaración unilateral de independencia. A su juicio, "el escenario de futuro es de mejora de nuestras relaciones en todos los ámbitos, en particular las económicas".

En otro orden de cosas, el presidente del CES ha defendido el papel de este órgano y también los de este tipo creados en casi todas las comunidades autónomas, ya que si no existieran, habría que constituirlos para poder responder con "soluciones políticas, económicas y sociales consensuadas" a la actual situación "de niebla, que no nos deja ver el futuro" por "incertidumbre" ocasionada por la pandemia, la transformación digital y la transición ecológica. "El diálogo social es la etapa previa al consenso" y por eso son necesarios estos entes", ha enfatizado.

En este sentido, el presidente de Aragón ha asegurado que su Gobierno "está empeñado desde el primer día en la búsqueda de grandes acuerdos y consensos", como logró el año pasado con la Estrategia Aragonesa de Recuperación Económica y Social diseñada para hacer frente a los efectos de la pandemia, "que estamos intentando reactivar", ahora que parece "que las peores manifestaciones y efectos de la COVID-19 quedan atrás".

"Ya ha habido una reunión con los agentes sociales, que ha ido muy bien", se va a celebrar otra con ayuntamientos, diputaciones y comarcas y él tiene previstos encuentro, "uno por uno", con los diferentes responsables políticas de Aragón, tanto del Gobierno, como de la oposición.

Ha añadido que, en este contexto, resulta muy útil el informe del Consejo Económico y Social de Aragón. Por otra parte, ha tenido unas palabras para Antón Costas, del que ha dicho que es uno de los economistas "más lucidos y brillantes" del país.

SALIDA DEL TÚNEL

El presidente del Consejo Económico y Social de Aragón, José Manuel Lasierra, ha precisado que el informe presentado este jueves vislumbra una imagen de "salida del túnel, con todas la cautelas" y teniendo en cuenta los fondos europeos de recuperación para salir de la crisis generada por la pandemia, que van a permitir "un modelo de crecimiento distinto y mejorar la situación económica y social".

Ha detallado que el informe está dividido en tres partes, la económica, la laboral y la social. En el caso de la primera, se recogen unas tendencias similares al conjunto de España, con la peculiaridad de que el sector turístico en Aragón pesa menos, frente a otros más fuertes, como el agroalimentario, lo que ha supuesto que, en 2020, el PIB regional haya caído en menor proporción que el nacional, si bien la población activa se ha aminorado en mayor medida en la comunidad autónoma, el 3 por ciento frente al 2,9 en España.

A pesar de esto, "los datos de desempleo son mejores" que la media nacional, ha glosado Lasierra. En el ámbito laboral, ha destacado que los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) "han aliviado mucho" el problema del paro, una figura que ya existía "pero que no se había utilizado porque estaba prevista para situaciones de emergencia, como la pandemia".

Según ha expuesto, es una enseñanza de estas crisis, una herramienta que "facilita que el deterioro de la empresas sea mucho menor" y mejore el bienestar de los trabajadores y del empleo.

El informe también especifica que los jóvenes han sido los más afectados por esta crisis y ha disminuido la tasa de emancipación, "algo que estratégicamente tiene sus consecuencias".

Por otra parte, aunque Aragón tiene una elevada tasa de envejecimiento de población y la tasa de incidencia del coronavirus ha sido alta, hay regiones con un envejecimiento menor, "que han tenido tasas de afectación superiores", ha apostillado Lasierra.

AFIANZAR LA RECUPERACIÓN

La consejera de Economía, Planificación y Empleo, Marta Gastón, ha sido la encargada de inaugurar la jornada. "Vamos afianzados hacia la recuperación, pero el 2020 será un año para recordar en la toma de lecciones", ha observado.

Al respecto, ha indicado que una vez finalizado y analizado ese ejercicio, se puede concluir que si bien empezó con optimismo y con indicadores y oportunidades prometedoras, "se vio profundamente alterado por la pandemia".

No obstante, los datos muestran que la economía aragonesa es "lo suficientemente robusta, fuerte, diversificada, abierta y especializada como para habernos dejando en una situación mejor que la media nacional" y, "sin duda alguna nuestra economía seguirá mostrando la fortaleza y resiliencia que nos ha demostrado", ha remachado Gastón.

Para leer más