Lambán pide "altura de miras" ante las "incertidumbres" del futuro de España

Actualizado 01/01/2016 14:19:59 CET
Javier Lambán durante su discurso de fin de año
GOBIERNO DE ARAGÓN

   Llama a todo el arco parlamentario a construir país trabajando "en los grandes acuerdos"

   ZARAGOZA, 1 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha pedido dejar a un lado los intereses partidistas y tener "altura de miras" ante las "incertidumbres que se ciernen sobre el futuro de la nación", tras las elecciones generales del pasado 20 de diciembre.

   En su discurso de fin de año, el presidente se ha mostrado optimista respecto al futuro de Aragón, pero preocupado por el porvenir inmediato de España, ya que el resultado electoral "dificulta formar un gobierno capaz de poner remedio a la retahíla de enfermedades sociales y políticas que sufrimos".

   Por ello, ha solicitado a todos los partidos tener altura de miras para afrontar esta situación y, al mismo tiempo, ha reivindicado de nuevo, y "con fuerza", el papel de Aragón en España, lo que exige participar en las decisiones nacionales que afectan a los aragoneses y al resto de los españoles y postular a la Comunidad como pieza clave del futuro de la nación.

   En este punto, ha defendido a ultranza la unidad de España y ha recalcado que "nadie está más capacitado que nosotros para lograr cauces de entendimiento con Cataluña", un servicio que "debe prestar Aragón a España en este nuevo tiempo que queremos inaugurar".

NUEVO ESTILO

   En clave aragonesa, el presidente ha emplazado a todo el arco parlamentario para construir país trabajando en los grandes acuerdos. Asimismo, ha subrayado que la igualdad social y de oportunidades son las claves del nuevo estilo de gobierno.

   Lambán ha asegurado que gobernar de forma próxima a las personas es el nuevo estilo del Ejecutivo autónomo, "lejos de la idea política como privilegio", reflejando el giro social "radical" experimentado por la política aragonesa, el mismo que le ha permitido gobernar con el apoyo de Podemos, CHA e IU.

   No obstante, ha advertido de que Aragón "es mucho más que las fuerzas de izquierda", por lo que ha hecho un llamamiento a todo el arco parlamentario, la izquierda y la derecha, para trabajar juntos en la construcción de país y en los grandes acuerdos.

   A su juicio, "Aragón es, sobre todo, su sociedad: los trabajadores, los empresarios, la cultura, la Universidad, la investigación. Mujeres y hombres capaces, llenos de talento, a los que la política debe asociar el empeño de construir un proyecto nuevo de país".

   Desde que el inicio de la legislatura, Javier Lambán ha recordado a los aragoneses que la prioridad absoluta han sido las personas, "tras cuatro años de recortes y de maltrato", y se ha empezado a trabajar para erradicar la pobreza y recuperar la sanidad y la educación públicas.

TRABAJAR POR LA IGUALDAD

   Trabajar por la igualdad se ha reflejado, según ha enumerado en su discurso, en 350 profesores contratados más; la rebaja del precio del comedor escolar; la construcción de colegios donde crece la población y mantenimiento en los municipios más pequeños o en el fin del adelanto del pago de sus fármacos por parte de los jubilados.

   También se ha constatado en los más de 1.500 inmigrantes que han vuelto al sistema sanitario; en el medio millar de dependientes más atendidos; en la recuperación el próximo año de más del 80 por ciento de los recortes sociales de la anterior legislatura, así como que ninguna familia vaya a carecer de un ingreso mínimo para sobrevivir con dignidad, a través de la renta social básica.

   Además de la igualdad social, también ha defendido la igualdad entre el medio rural y la ciudad, con medidas de apoyo a agricultores y ganaderos; el despliegue de la banda ancha para que las ventajas de la red lleguen al último rincón de Aragón, así como una apuesta firme por los ayuntamientos, para que presten más y mejores servicios.

   Se ha referido a la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, así como entre generaciones, apelando a la "inaceptable" tasa de desempleo juvenil y la de mayores de 45 años, es decir, más de 91.000 personas paradas y muchos de los trabajadores sobreviviendo con salarios de miseria.

   Por ello, ha sostenido que no solo sirve el empleo, porque "la justicia se alcanza cuando ese empleo es de calidad". En este contexto, ha avanzado algunos de los esfuerzos en materia de logística, agroalimentación y empleo.

DEMOCRACIA SALUDABLE Y DECENCIA

   Por otra parte, hacer de Aragón un espacio de democracia saludable y de decencia es otro compromiso primordial del Gobierno de Lambán, para lo que ha citado como ejemplo la Ley de Integridad y Ética remitida a las Cortes y que será "la más avanzada de España".

   Para el presidente, es fundamental hacer sociedad con todos sus actores y, por ello, se ha reactivado el diálogo social, se ha recuperado la relación con la Universidad pública y ha empezado a trabajar en un pacto por la educación, elementos cruciales para modernizar la economía y competir innovando y no rebajando salarios.

   El presidente ha manifestado que, tras el mandato de las urnas en Aragón, existe la responsabilidad de gobernar "y nuestra obligación es propiciar que los ciudadanos se sientan seguros, protegidos y rodeados de certezas, vuelvan a creer en el servicio público y sigan exigiendo la honradez de sus dirigentes en su trabajo para garantizar bienestar y calidad de vida".

   Javier Lambán se ha despedido de los aragoneses defendiendo el pacto, la lealtad y la libertad como valores de Aragón.

Para leer más