Más de 300 perros del centro de recogida de la DPH encuentran un nuevo hogar este año

Olin, uno de los perros en adopción que se encuentran en el centro de la DPH
DIPUTACIÓN DE HUESCA
Actualizado 26/12/2017 19:09:14 CET

HUESCA, 26 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Centro de recogida de animales de la Diputación Provincial de Huesca (DPH) va a cerrar el año con una cifra de adopciones similar a la del año pasado, con 312 perros que ya pasan las navidades junto a sus familias adoptantes.

Lo que se ha detectado durante los últimos meses es que la concienciación va calando poco a poco en la provincia, con una actitud más responsable hacia las mascotas y la consiguiente reducción de la tasa de abandono ya que, tal como demuestran las cifras, los técnicos del centro han tenido que recoger un 7 por ciento menos que en el mismo periodo anterior, según ha destacado la institución en una nota de prensa.

Desde el mes de enero, al centro de la DPH han llegado alrededor de 450 perros de tamaños, razas y edades diversas que bien han sido abandonados o han acabado en la calle y han necesitado ser rescatados por los técnicos para volver con su dueño, que superan cada año con creces el centenar, o entran en proceso de adopción.

En cuanto a los meses en los que más perros han encontrado una nueva casa, se concentran en el primer trimestre del año: marzo, con un total de 37 perros ha sido el mes con el mayor número, seguido de enero y febrero, con 32 y 31 perros que salieron de estas instalaciones en las inmediaciones de la capital altoaragonesa.

Mientras esperan a que una se familia los lleve a casa, el centro ubicado en la carretera a Fornillos es el hogar de canes como Oli, cruce de mastín, que espera para dar cariño en altas dosis; los mestizos Pirata o Satur, que también están preparados para ser la alegría de la casa, y Señas y Blas, cruce de pastor y de Gos D'Atura, respectivamente, que son los compañeros peludos ideales.

MÁS ESPACIO

Entre los proyectos que tiene la Diputación para este servicio, a corto plazo se trabaja en mejorar la vertiente de esparcimiento y socialización con un espacio donde los perros puedan pasear en un entorno natural donde se pueda trabajar con los perros para facilitar su relación con otros animales y su adaptación a diferentes entornos.

A lo hora de ampliar la familia hay que tener muchas cosas en cuenta también si se trata de un compañero perruno. Con una decisión tomada, los centros de recogida de animales como el de la provincia de Huesca están llenos de quienes esperan una segunda oportunidad.

La Diputación trata de dar a conocer este centro con campañas de sensibilización como la que se ha lanzado estos días que busca dar a conocer las ventajas de la adopción y el vínculo tan especial que se crea entre adoptantes y adoptados.

¿QUÉ HAY QUE HACER PARA ADOPTAR?

Para facilitar la adopción, el Centro de recogida y adopción de perros de la DPH cuenta con un nuevo horario, además de abrir de lunes a viernes de 9.00 a 13.00 horas, también está a disposición los martes y jueves de 16.00 a 18.00 y los sábados y domingos de 9.00 a 10.30 horas.

Allí se puede conocer a los perros y elegir el que más se adapte a los gustos y al estilo de vida, para eso están los técnicos del centro que ayudan a decidir en función del carácter del animal y las circunstancias personales.

Para las gestiones también está disponible el teléfono en el 974 340 197, el correo electrónico 'perreraprovincial@dphuesca.es' o la web 'www.dphuesca.es', desde donde se puede descargar el formulario para realizar la adopción. Asimismo, existe un servicio a domicilio para la provincia dirigido a aquellas personas que les resulta difícil desplazarse para recogerlos.

Los perros están sometidos a un riguroso control sanitario, con chequeos veterinarios regulares por parte de los facultativos del centro. Los animales se entregan vacunados y desparasitados, tratamientos de los que queda constancia en la cartilla sanitaria que tiene cada perro.

Además de cumplimentar la solicitud, para poder llevarse un perro a casa hay que ser mayor de 18 años, presentar el DNI y firmar un documento acreditativo a la hora de recoger el perro. Asimismo, se deberá abonar 50 euros en concepto de tasas y servicios sanitarios y administrativos, así como la implantación del chip que es obligatoria.