Actualizado 29/08/2012 20:29 CET

El Museo de Teruel contará antes de final de año con una nueva imagen en sus contenidos

Carmen Pobo en el Museo de Teruel
DPT

TERUEL, 29 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Museo Provincial de Teruel va a experimentar un lavado de cara, gracias a unas obras en las que la Diputación de Teruel (DPT) va a invertir 450.000 euros, procedentes del Ministerio de Cultura. Los trabajos que, ya han comenzado y estarán acabados antes de que termine el año, permitirán eliminar barreras arquitectónicas, cambiar el pavimento o la iluminación, pero sobre todo modificará el proyecto expositivo con la introducción de nuevas piezas, el uso de las nuevas tecnologías y una reorganización de los contenidos.

Se trata de las primeras obras de envergadura que se realizan en el Museo desde que se inaugurara hace 25 años.

La presidenta de la Diputación de Teruel, Carmen Pobo, ha visitado este miércoles las obras que según ha dicho "ya era hora de hacer" para adaptar el Museo a "los nuevos tiempos".

De esta forma, los trabajos se realizan en dos áreas diferentes, por un lado "la renovación de la estructura física del edificio y por otro lado, la parte museística". Las primeras ya han comenzado, las segundas están en fase de licitación, un periodo que acaba el próximo 24 de septiembre.

Los trabajos que ya han comenzado están sirviendo para sustituir el pavimento de corcho que había en las instalaciones por otro más adecuado a las necesidades actuales; también se cambiará la iluminación de la logia del Museo; se eliminarán barreras arquitectónicas y se ha eliminado el arco de acceso al edificio.

A pesar de que las obras se van realizando por plantas, para reducir las afecciones, las instalaciones han estado cerradas tanto ayer como hoy aunque Pobo ha restado importancia a este hecho puesto que es necesario para el buen estado de las instalaciones.

Por otro lado, Carmen Pobo ha señalado que estas obras permitirán "tener más espacios para poder exponer todas las piezas que tenemos", aunque algunas se tendrán que ver a través de pantallas y ordenadores dado que "tenemos unos fondos muy ricos".

En este sentido, el director del Museo, Jaime Vicente Redón ha explicado que "el discurso y la interpretación de las piezas será nuevo, con la incorporación y retirada de piezas". Así que, a pesar de que "se mantiene la estructura principal de las salas" habrá varios cambios.

Según ha apuntado el director del Museo se apostará "por una forma de ver las obras diferente, relacionando más las distintas etapas, la parte de etnografía incorporará piezas de arqueología para ver la evolución de costumbres y cambios sociales para ver cómo ha cambiado el territorio turolense".

Además, ha indicado que "se incorporará una parte muy importante de los restos de las excavaciones de Caminreal", aunque para él "lo más significativo" es una nueva visión de la Edad Media porque "da más importancia a la cultura islámica", así como a la cerámica a cuya evolución se destinará una planta entera. Asimismo, ha indicado que han negociado el préstamos de piezas turolenses que estaban en otros museos y que se podrán ver ahora en Teruel.

Las obras, incluida la renovación museográfica que todavía nos e ha licitado, estarán acabadas antes de que termine el año; la fecha fijada inicialmente es el próximo 30 de noviembre, aunque los plazos son muy ajustados.

La presidenta de la DPT ha recordado que la ampliación de las instalaciones, prevista con la utilización del edificio del Marqués de Tosos que está contiguo a estas instalaciones, "no va a ser posible por la situación económica en la que estamos".