Actualizado 22/12/2010 16:56

El Palacio de Sástago reúne un centenar de obras de Ángel Maturén en una exposición "apasionante"

ZARAGOZA, 22 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Palacio de Sástago de la capital aragonesa reúne un centenar de obras del pintor aragonés Ángel Maturén en una exposición "apasionante" en la que las obras "hablan por sí mismas y hablan con voz alta y clara" de las diferentes etapas y estilos del artista.

Así lo han explicado este miércoles en rueda de prensa la diputada delegada de Cultura de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ), Cristina Palacín, el comisario de la exposición, Pedro Pablo Azpeitia, y el presidente de la Fundación Maturén, Víctor Maturén, en la presentación de la muestra 'Pintura como materia de vida', que podrá visitarse desde este jueves, día 23, y hasta el 13 de febrero.

La diputada Cristina Palacín ha recordado que el Palacio de Sástago centra su programación en artistas contemporáneos, en este caso el zaragozano Ángel Esteban Maturén. La diputada ha subrayado la vinculación del artista a la provincia desde su nacimiento, en la capital aragonesa, ya que asistió al Taller Escuela de Cerámica de Muel, en 1969, ganó en 1970 el premio San Jorge de pintura de la DPZ y residió en Sierra de Luna y Tarazona.

De esta forma, la exposición supone "un acto de justicia" con el pintor, fallecido en 2005 en Tarazona, un artista "centrado en su trabajo" y alejado del circuito de las galerías, por lo que "quizás pasó desapercibido para la critica".

No obstante, la muestra en el Palacio de Sástago "demuestra que era un artista serio, versátil y moderno", ha destacado Palacín, al explicar que cinco de sus obras han sido cedidas por la Fundación Maturén a la DPZ, de manera que pasarán a engrosar el patrimonio artístico de la institución provincial.

El comisario de la muestra, Pedro Pablo Azpeitia, ha agradecido a la institución la "posibilidad" que ofrece a los artistas contemporáneos de exponer su trabajo en estas "grandes exposiciones", al tiempo que ha opinado que la de Maturén es "una exposición apasionante en todos los sentidos", en la que "descubriremos a la gran bestia pictórica de Ángel Maturén".

"ESPONTANEIDAD Y FUERZA"

La muestra transmite la "libertad, espontaneidad y fuerza" del pintor a través de su obra, que ha sido distribuida en las salas del Palacio de Sástago intentando "dar un impulso al espectador". Así, en la zona central se encuentran las grandes piezas, "que pueden respirar" en este amplio espacio.

En la sala central, se presentan trabajos de los años 2000 a 2002, "obras muy espectaculares, contundentes" y realizadas sobre madera con plomo. Éstas se acompañan de otras "obras singulares", ha subrayado el comisario de la muestra.

En otra de las salas se repasa la biografía del artista, con trabajos de su primera época y "algunas abstracciones", que dan paso a las obras sobre animales, bodegones, naturaleza muerta y flores, constantes en su obra, para terminar con obras que hablan de la vida y la muerte en una exposición que incluye también esculturas de Maturén.

Pedro Pablo Azpeitia ha remarcado que el trabajo de Maturén "habla por si mismo, las obras hablan con voz alta y clara", para apreciar que tras visitar esta muestra "se verá incrementado nuestro criterio estético porque su obra nos ayudará a explorar el mundo".

ARTISTA "PURO"

El presidente de la Fundación Maturén e hijo del artista, Víctor Esteban Maturén, ha expresado su "enorme satisfacción" por esta "fantástica exposición" organizada en colaboración con la DPZ, una institución con la que la fundación espera estrechar "más todavía" su relación.

Víctor Esteban Maturén ha recordado a su padre como "un artista puro", para indicar que "cuando se ven sus obras es realmente espectacular", por lo que el público de esta exposición "va a disfrutar mucho" del trabajo del pintor aragonés.