Los periodistas Antonio Papell y Pilar Cernuda apelan al "diálogo" en la España del "pluripartidismo"


Pilar Cernuda y Antonio Papell, en el Patio de la Infanta de Ibercaja
EUROPA PRESS
Publicado 10/12/2018 20:42:01CET

ZARAGOZA, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

El periodista Antonio Papell ha apelado al "diálogo" en la España actual, donde hay "un pluripartidismo en el que no puede haber estabilidad sin negociación entre varios", un parlamento fraccionado al que también se ha referido Pilar Cernuda, del que ha dicho que el problema no es que esté dividido, sino la falta de "sentido del Estado" de los políticos.

Ambos han participado este lunes en Zaragoza en el Foro Ibercaja, donde han impartido la sesión 'Cuarenta años de la Constitución'. Pilar Cernuda ha explicado que "los políticos actuales, con pocas excepciones, no tienen sentido del Estado" ya que "no les interesa hacer un acuerdo positivo para todos, sino apuntarse tantos", algo que creen lograr "al humillar o machacar al de enfrente".

Ante esta situación, ha considerado que "tendría que haber un cambio social" en el que la ciudadanía valorara y defendiera lo que tiene "en vez de hacer tanto caso a predicadores" y las redes sociales.

"Los ciudadanos deberían votar a quienes saben lo que necesita este país", aunque "desgraciadamente en España y el mundo entero nos estamos dejando llevar por los picos de oro y en Europea también por los guapetes y así nos va".

Pilar Cernuda también ha reivindicado la importancia de "conocer la historia", entre otras cosas, cómo se gestó y aprobó la Constitución española, "la primera que votó el parlamento y el pueblo español".

Según ha dicho, "ha sido una aventura fuera de serie", que se gestó en un momento el que se pasó de 40 años de dictadura "a una democracia plena en cuestión de siete meses" y por eso ha lamentado que "las generaciones actuales no se den cuenta de aquel esfuerzo colectivo de generosidad y coraje, tan valorado fuera de España".

MOMENTO DE GLORIA

Pilar Cernuda ha subrayado que lo que ocurrió hace 40 años "fue un momento de gloria" y ejemplo de cómo personas con diferentes historias personales, trayectoria política e ideología "se pusieron de acuerdo porque había un bien común que defender que era España y los españoles".

Esto "ahora no sucede, cada uno va a lo suyo", ha lamentado la periodista, quien además ha mostrado su preocupación por la presencia de "extremismos, sean derecha, como Vox, o de izquierdas, como Podemos" porque "me parece tan perjudicial para España uno como otro".

Por su parte, el escritor y periodista Antonio Papell ha esgrimido que tras 40 años, la Carta Magna "sigue viva y vigente, pero esa situación puede periclitar rápidamente, sino emprendemos el camino de la reforma".

Según ha esgrimido, "40 años son dos generaciones", un tiempo en el que "no se ha tocado la Constitución", como sí ha ocurrido en regímenes políticos semejantes, como el francés, alemán o estadounidense, ha dicho, con reformas "que no son de fondo, pero que sí van poniendo al día unos textos que estuvieron pensados para otras coyunturas".

A su entender, "la gran responsabilidad que tenemos todos es tomar ese regalo que nos hicieron hace 40 años los padres de la patria y producir una reforma eficaz en tiempo y forma que además tengan continuidad en el tiempo".

CUESTIÓN TERRITORIAL

Papell ha señalado que uno de los asuntos fundamentales que, a su juicio, se han de reformar, es la cuestión territorial "que no está ni siquiera cerrada constitucionalmente ya que el título octavo es procesal" y explica como se construye el Estado de las Autonomías, que "ya tenemos" y ahora hay que "institucionalizarl"o y convertirlo "en letra de ley".

Por lo que se refiere a Cataluña, ha opinado que la situación se ha de resolver "mediante la negociación y el diálogo" y no yendo "a las bravas" porque "ninguna persona sensata puede sostener que la violencia puede hacer acto de presencia en Cataluña".

Papell ha confiado en que, "a la larga" haya "racionalidad" y "se alivie un poco la tensión". A su entender, "la división que se ve en las fuerzas políticas catalanas es muy expresiva" y "cada vez hay más gente que se da cuenta que a las bravas no se puede resolver el conflicto y que está dispuesta a sentarse a negociar".

Ha agregado que la judicialización "aplazará la solución", pero "es inevitable por otra parte" y, "a partir de ahí, es una cuestión política que debemos resolver hablando".

DERECHOS

El periodista también ha considerado que se han de actualizar los derechos que aparecen en la Constitución, "que están bien", si bien "algunos de los sociales se han quedado en pura retórica y otros no están bien valorados, como el derecho a la salud".

Papell ha reconocido que "no está el caldo de cultivo" para hacer una reforma porque "en este país parece que el diálogo, el consenso y la negociación han perdido prestigio, cosa que es muy mala cuando ya no hay un bipartidismo, sino un pluripartidismo en el que no puede haber estabilidad, sino hay negociación entre varios".

El periodista ha considerado que hay que "echar una pensada y ver si somos capaces de obtener acuerdos sobre los fundamentos de nuestro sistema de convivencia", "algo que corresponde tanto a los nuevos partidos, como a los tradicionales".

Por su parte, los ciudadanos "tenemos la obligación de presionar en la media de nuestras fuerzas y los que estamos en los medios de comunicación todavía más" porque "es una urgencia importante que los políticos sean conscientes de la responsabilidad que asumen al dedicarse a esto".