Una planta de extracción y transformación de productos para la construcción generará 35 empleos en Calanda


Una planta de extracción y transformación de productos destinados a la construcción generará 35 empleos en Calanda
EUROPA PRESS
Actualizado 09/05/2019 14:56:06 CET

La compañía Yasin Pannu invertirá 5 millones de euros en la localidad turolense

ZARAGOZA, 9 May. (EUROPA PRESS) -

La empresa pakistaní Yasin Pannu instalará una planta de extracción y transformación de productos destinados a la construcción en Calanda (Teruel), que generará 35 empleos con una inversión inicial de 5 millones de euros. La factoría estará en marcha en septiembre de 2019.

Este proyecto ha sido presentado este jueves en el Edificio Pignatelli de Zaragoza por la consejera de Economía, Industria y Empleo del Gobierno de Aragón, Marta Gastón, y por el director gerente de la empresa, Muhammad Yasin Pannu.

También ha estado presente el alcalde de Calanda, José Ramón Ibáñez, el manager de la empresa, Hamid Yasin, el director gerente del Instituto Aragonés de Fomento (IAF) y coordinador del ejecutivo autonómico para las acciones dirigidas a paliar los efectos del cierre de la Central Térmica de Andorra, Ramón Tejedor, y el gerente de Aragón Exterior, Fernando Fernández.

Así, el director de la empresa y el responsable municipal han firmado en la sede del Gobierno de Aragón la compraventa de 20 hectáreas para la puesta en marcha de la primera fase de la planta. En una segunda fase el grupo llegaría a adquirir 50 hectáreas.

En marzo de 2018, el grupo Yasin Pannu se puso en contacto con Aragón Exterior, organismo del Gobierno de Aragón implicado en la búsqueda de inversiones para la Comunidad y que decantó la balanza hacia las cuencas mineras. La empresa buscaba instalarse en un emplazamiento donde hubiese recursos de calidad y buena ubicación logística. Tras hacer varios viajes y recorrer distintas zonas, la compañía se decidió por Calanda.

"Estamos satisfechos, es un proyecto más a añadir a todos estos que van a llevar su actividad en las cuencas mineras, en este caso en Calanda. Todo suma --ha dicho en referencia a los efectos paliativos que pueden tener estas inversiones ante el cierre de la Central Térmica de Andorra-- y en esta ocasión estamos hablando de una inversión inicial de 5 millones, que serán más cuando se vaya desarrollando el proyecto", ha relatado Marta Gastón.

DOS FASES

La actividad de la empresa en la localidad turolense contará con dos fases. La primera de ellas estará centrada en la extracción y fabricación de gravas y arenas, donde se generarán 15 puestos de trabajo directos. Empezará a funcionar, según las previsiones de los promotores, este próximo mes de septiembre.

En la segunda fase, la producción se extenderá a bloques de hormigón y, después, a cementos, prefabricados y otro material de construcción. Todos estos productos irán destinados a la construcción y los empleados se ampliarán hasta 35.

Además de la colaboración llevada a cabo hasta el momento entre la empresa, el Ayuntamiento de Calanda y el Gobierno de Aragón, Gastón ha apuntado al futuro apoyo del Instituto Aragonés de Empleo (INAEM) para formar y especializar a la "mano de obra que va a quedar disponibles en la zona" y que será necesaria para éste y otros proyectos que van a ponerse en marcha.

EXPANDIR SU PRODUCCIÓN

La empresa Yasin Pannu lleva diez años desarrollando esta actividad, ha implantado varias fábricas en Omán y ahora buscan expandir su producción en la Unión Europea. Así, la de Calanda va a ser su primera planta en Europa.

Muhammad Yasin Pannu ha señalado que los productos que van a salir de Calanda van a ir a la construcción de viviendas pero también a obra civil. Ha concretado que han elegido Aragón por si situación y logística.

Ha detallado que el grupo tiene más de 150 personas empleadas en diversos países. Su objetivo es llevar sus productos a España, pero también exportar a Europa.

Contador