Detenidos dos vigilantes de seguridad que se hicieron pasar por policías para cometer un robo

Actualizado 17/10/2018 15:36:04 CET

ZARAGOZA, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Zaragoza a un hombre y mujer, de 30 y 26 años, respectivamente, quienes se hicieron pasar por policías para cometer un robo. Ambos son vigilantes de seguridad y residen en otra Comunidad autónoma.

Se les acusa de un delito de robo con violencia e intimidación en un establecimiento, así como de sendos delitos de usurpación de funciones y contra la intimidad, ha informado la Jefatura Superior de Policía de Aragón en una nota de prensa.

Estas dos personas fueron identificadas y detenidas después de que utilizaran sus tarjetas de identidad profesional para hacerse pasar por Policías Nacionales y robar 180 euros en un establecimiento comercial ubicado en el Casco Viejo de Zaragoza.

Los hechos sucedieron el pasado domingo, 14 de octubre, a primera de la tarde, cuando los dos detenidos se personaron en el citado establecimiento y comunicaron a sus responsables que eran agentes de Policía Nacional y que iban a hacer una inspección en el mismo.

Para dar mayor realismo a su actuación, mostraron sus tarjetas de identidad profesional y a continuación comenzaron a registrar la tienda e intimidaron a los empleados del establecimiento al decirles que podrían cerrarles el negocio.

ROBO DEL DINERO

En un momento dado, estos individuos se dirigieron a la caja registradora y uno de ellos cogió el dinero que había en la misma, si bien dijo que era poco y tenían que tener más, entonces una de las empleadas, levantó el cesto de la caja y dejo a la vista más billetes, que también fueron recogidos por los detenidos.

Éstos dijeron que se llevaban todo el dinero para comprobar si era falso y a continuación abandonaron el establecimiento. En ese momento, los responsables del comercio, ante la sospecha de que esos dos supuestos policías no fuesen tales, procedieron a llamar al 091, donde les confirmaron que efectivamente esas dos personas no eran policías, motivo por el que varias dotaciones policiales se personaron en el lugar e hicieron una inspección por la zona.

Allí, pudiendo localizar en breves minutos a los presuntos autores del hecho, quienes tenían en su poder el dinero sustraído --180 euros--, así como los carnés profesionales de vigilantes de seguridad con los que se habían hecho pasar por policías.

Los agentes también pudieron comprobar que estos dos jóvenes tenían en sus teléfonos móviles fotografías del establecimiento que habían hecho minutos antes durante su supuesta inspección. La policía investiga hechos similares ocurridos en Zaragoza y otras Comunidades.