Publicado 12/04/2020 15:30CET

Trabajadores y directivos de la planta de PSA en Figueruelas revisan este lunes las medidas de seguridad

Planta de Groupe PSA en Figueruelas (Zaragoza).
Planta de Groupe PSA en Figueruelas (Zaragoza). - EUROPA PRESS - Archivo

ZARAGOZA, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

Responsables de la dirección de PSA en la planta de Figueruelas y miembros del comité central de salud laboral realizarán una visita este lunes, 13 de abril, a la instalaciones de la factoría para comprobar que las medidas de seguridad habilitadas se ajustan a los reales decretos del Gobierno para cuando se reanude la actividad, sobre la que todavía no hay fecha.

La visita comenzará a primera hora y recorrerán las distintas dependencias para revisar las medidas implementadas y en caso de que se detecte alguna deficiencia se corregirá, aunque "no se sabrá realmente hasta que se reanude la producción y, en tal caso, se subsanará", ha indicado el portavoz del comité central de salud laboral de PSA-Figueruelas, Joaquín Pardillos Romanillos, quien ha asegurado que la factoría se ha desinfectado entera.

En declaraciones a Europa Press, Pardillos Romanillos ha recordado que la distancia entre trabajadores tiene que ser de, al menos 2 metros, pero si no se puede garantizar en puestos estáticos se tendrán que instalar barreras físicas para separarlos y bajar la velocidad de la línea de producción. Si aún así no se puede llevar a cabo, entonces se requiere la distribución de EPIs, como mascarillas "que habrá para todos y gafas de seguridad para los que lleve sus propias lentes por una deficiencia visual".

En casos en los que la distancia mínima no se garantice los trabajadores portarán pantallas faciales transparentes, como las de los sanitarios, ha comparado. Además, en los vestuarios tendrá que entrar de forma ordenada y un número máximo antes de dar paso a los siguientes, y la señalética también se acomodará.

Otras medidas que se implantarán atañen a la limpieza de las máquinas y especialmente a las herramientas, como las atornilladoras, que son las más habituales a las que se aplicará una solución de cloro disuelto en agua o gel hidodralcohólico. También se tendrá especial cuidado con los montadores que ayudan al operario a instalar las puertas de los vehículos o el salpicadero.

CÁMARAS TERMOSENSIBLES

"En cada turno se tendrá que limpiar la herramienta por lo que se dará un tiempo adicional en las pausas, que se alargarán para cumplir con este procedimiento de seguridad".

Cuando se reanude la actividad, la idea es empezar de forma escalonada, pero no está concretado ni cuando, ni cuantos trabajadores, pero "los 5.500 empleados a la vez, seguro que no", ha desestimado Pardillos.

Otras medidas que se van a supervisar afectan a las máquinas de vending que tienen que estar separadas más de un metro entre ellas y además se marcará en el suelo la distancia entre quienes que hacen fila. Asimismo, en las pausas se bloquearán asientos, de modo que quedará libre uno entre medio de los disponibles.

Una de las primeras medidas que se adoptarán cuando se retome la actividad es la toma de temperatura de los trabajadores y, en principio, este lunes tendrán que estar instaladas las cámaras termosensibles en las puertas de acceso de los trabajadores, que son las números 5 y 3. El que supere los 37,5 grados centígrados no podrá acceder.

Otras medidas que ya se han aplicado en la factoría de Figueruelas antes del confinamiento es la clausura de fuentes de agua para evitar riesgos y todos los trabajadores tiene que beber en botella.

Pardillos ha explicado que hay "buena disposición" con la empresa. "Todos estamos interesados en que funcionen las medidas de seguridad, porque la salud es lo primero y en segundo lugar porque es de lo que comemos. Es el medio de vida de trabajadores y directivos". Cuando la revisión concluya y si está todo conforme a lo estipulado se firmará el acta, ha concluido.

Para leer más