Publicado 02/08/2020 12:17:14 +02:00CET

Los vecinos de Chimillas muestran su apoyo a la residencia de la localidad ante el brote de coronavirus

CHIMILLAS (HUESCA), 2 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los vecinos de la localidad Chimillas han organizado un acto este mediodía para mostrar su apoyo a la residencia de ancianos de la localidad, una iniciativa que cuenta con el apoyo del Ayuntamiento y que desde el grupo Vitalia, que gestiona dicho centro, han agradecido. Este acto ha consistido en una concentración frente al edificio.

El brote ocasionado en esta residencia de mayores fue detectado a finales de la semana pasada tras dar positivo una de las empleadas. En la actualidad, hay 63 casos positivos, de los cuales 53 son residentes y diez trabajadores. Se han practicado 150 pruebas PCR.

Seis de estos residentes afectados por la COVID-19 fueron trasladados al Hospital San Jorge de la ciudad de Huesca y permanecen en planta.

Por otro lado, se ha descartado, por el momento, la posibilidad de trasladar a los afectados a la residencia La Abubilla, ubicada en la localidad vecina de Yéqueda: "Ayer visitaron nuestras instalaciones expertos del área de Sanidad del Gobierno de Aragón. Repasamos con ellos la sectorización del centro y decidieron que los residentes permanecieran en Chimillas", ha explicado el director de Operaciones del grupo Vitalia, Antonio Morales, en declaraciones a Europa press.

RESIDENCIA SECTORIZADA

Morales ha explicado que han sectorizado el centro para aislar a los residentes que han arrojado resultado negativo en la prueba PCR de los positivos: "Hemos dividido el edificio en tres zonas diferenciadas por colores para evitar la expansión del virus: en la zona verde, se encuentran los negativos; en la zona gris, los preventivos, y en la zona roja, que hemos llamado "zona caliente", se encuentran los positivos", ha detallado.

Además, de activar una primera fase del protocolo de actuación para proteger el edificio --análisis y limpieza a fondo de todas las superficies--, desde la residencia han desarrollado un protocolo dirigido a la forma de trabajo.

Se han habilitado dos zonas de vestuario diferenciadas para los trabajadores que se ocupan de atender a los casos positivos y otro para los casos negativos, "para que no tengan contacto entre ellos", ha asegurado Morales. En cada equipo trabajan unas ocho personas, pero debido a la baja de una decena de empleados por resultar contagiados, desde el grupo Vitalia han incorporado nuevos profesionales a la plantilla de esta residencia.

MÁS TRABAJADORES

"En el día de ayer entraron a trabajar seis nuevas personas, dos supervisoras del grupo Vitalia, llegadas desde Barcelona, para ayudar en la sectorización y un director, para dirigir el centro.

Aunque todavía es necesaria la incorporación de seis auxiliares más de forma inmediata", ha resaltado Morales.

Contador

Para leer más