Los vecinos de Pradilla siguen sacando agua tras regresar a sus hogares

Publicado 02/03/2015 19:10:42CET
Crecida extraordinaria del Ebro en 2015
DGA

ZARAGOZA, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los vecinos de Pradilla continúan este lunes achicando agua en la localidad, tras regresar a sus casas en la mañana de este domingo, tras haber pasado la noche en Tauste, donde tuvieron que ser evacuados por la crecida extraordinaria del Ebro.

Según ha explicado a Europa Press el alcalde de la localidad, Luis Eduardo Moncín, aunque el nivel ha bajado, "todavía hay agua para días, porque el río tiene que bajar al menos dos metros para que se recupere la normalidad".

"Todavía hay riesgo de inundación porque hay infiltraciones, así que estamos usando bombas para achicar el agua", ha declarado Moncín, que ha asegurado que "aunque lo peor ha pasado, se sigue temiendo dado los metros de altura que aún lleva el río".

Dado que el nivel del agua todavía no ha disminuido lo suficiente, no ha sido posible evaluar los daños que la riada haya podido ocasionar para la agricultura o en las calles de la localidad, ha señalado el alcalde. "En el campo de fútbol y en el parque todavía habrá dos metros y medio", ha indicado, al tiempo que ha asegurado que hay solares en el casco urbano que se encuentran inundados.

Moncín ha hecho especial hincapié en la necesidad de limpiar los ríos para que situaciones como ésta, que también se dieron en 2003 y 2007, no se vuelvan a repetir. "Está visto que si no se limpia y draga el río, por lo menos el casco urbano correrá peligro, si no las personas", ha sentenciado.

Prácticamente la totalidad de los vecinos pudo volver a sus hogares en la mañana del domingo, aunque todavía hay personas que, "al estar más delicadas", permanecen alojadas en la residencia de mayores de Tauste. "Es muy duro estar fuera de tu casa y la gente quería volver y ver cómo estaba todo", ha aseverado Moncín.