Actualizado 23/08/2018 16:59 CET

El XXVII Encuentro EIFOLK comienza el 28 de agosto

 Pablo Muñoz Y El Director Del Festival Ángel Martínez Quesada
AYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA

ZARAGOZA, 23 Ago. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Urbanismo y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Zaragoza, Pablo Muñoz, y el director del XXVII Encuentro Internacional de Folklore (EIFOLK), Ángel Martínez Quesada, han presentado este jueves, en una rueda de prensa celebrada en el Consistorio, una nueva edición de este evento, que reunirá en la capital aragonesa a once grupos procedentes de todo el mundo.

En el certamen de este año participan grupos folklóricos procedentes de Argelia, Argentina, Bolivia, Panamá, Tailandia y la república rusa Bashkiria.

España estará representada por grupos folklóricos provenientes de las comunidades de Cataluña, Comunidad Valenciana y País Vasco, y tres agrupaciones aragonesas: la escuela de Folklore Ángel Martínez, el grupo de recuperación y recreación folklórica La Redolada, y la agrupación folklórica Raíces de Aragón.

El objetivo de traer al festival a estos grupos nacionales es "llevar a cabo un encuentro entre el mar Cantábrico y el Mediterráneo, que confluyen en torno al valle del Ebro, y ver la diferencia entre el folklore de unos y otros", ha afirmado el director de EIFOLK, Ángel Martínez Quesada.

Las actuaciones tendrá lugar en la Sala Mozart del Auditorio de Zaragoza, que acogerá una exposición de artesanía y trajes de los países participantes.

También, por tercer año consecutivo, las actividades del EIFOLK se extenderán por la ciudad, con actuaciones y talleres de baile en distintos barrios, además de las que tendrán lugar en la Plaza del Pilar y en el Paseo Echegaray y Caballero, detrás de la Lonja.

ACTIVIDADES

Las actividades del EIFOLK 2018 comenzarán el jueves, 30 de agosto, con el desfile de los grupos participantes por la Calle Alfonso I y la Plaza del Pilar, donde se celebrará el tradicional izado de banderas, la recepción en el Ayuntamiento y la ofrenda de flores a la Virgen del Pilar.

Previamente, el martes 28, se realizarán una conferencia y una tertulia sobre el baile tradicional en la escuela, como elemento pedagógico y formativo, y el miércoles 29 se llevarán a cabo juegos tradicionales aragoneses y de las regiones y países participantes, así como una muestra gastronómica.

En esta edición, gracias a la colaboración con los respectivos ayuntamientos, el jueves 30, el EIFOLK 2018 se trasladará hasta Binéfar, donde el grupo de Panamá actuará a las 19.30 horas, y Zuera, donde los grupos de Tailandia y Argentina actuarán a las 20.30 horas.

En Zaragoza, las actuaciones de las distintas agrupaciones folklóricas se desarrollarán en la Sala Mozart del Auditorio el viernes 31 de agosto y el sábado 1 de septiembre a las 20.15 horas, y el domingo día 2 a las 19.00 horas, con el acto de clausura en el que participarán todos los grupos invitados.

"El espectador que vea el programa completo se llevará una idea de la cultura popular de todos los grupos que nos acompañan", ha apuntado el director del evento.

El precio de la entrada es de 8 euros viernes y sábado y 10 euros el domingo; por su parte, el abono para los tres días está a la venta por 20 euros en las taquillas del Auditorio y en la web y cajeros de Ibercaja.

MÁS DE 200 GRUPOS FOLKLÓRICOS

Este Encuentro Internacional de Folklore está organizado por la asociación cultural Raíces de Aragón y el Ayuntamiento de la ciudad, a través de la sociedad municipal Zaragoza Cultural.

Su primera edición se celebró en 1986, en el desaparecido escenario del Rincón de Goya del Parque Grande José Antonio Labordeta, y desde entonces, se ha consolidado como uno de los acontecimientos de mayor calidad y relieve en el panorama folklórico internacional, y ha situado a Zaragoza entre los puntos de referencia obligada en la geografía mundial de las artes tradicionales.

Prueba de ello es el reconocimiento otorgado por la UNESCO como 'CIOFF Mundial', la más elevada categoría de los certámenes artísticos de este tipo.

A lo largo de todas sus ediciones, EIFOLK ha atraído a Zaragoza a más de 200 grupos de más de 80 países diferentes, que han ofrecido al público una muestra de sus bailes, de su música y de su cultura.

Según ha manifestado el consejero de Sostenibilidad y Urbanismo del Ayuntamiento, Pablo Muñoz, "entender a otros pueblos tiene mucho que ver con el folklore, que hoy significa una forma de expresión popular y este evento nos ayuda a conocer a los pueblos de Latinoamérica, Europa, Asia y de la propia España".

"Zaragoza es un cruce de caminos, lo que nos hace ser receptores de la cultura popular que emana del pueblo y nos ayuda a asimilar muy bien cómo nosotros mismos, como crisol de culturas, nos construimos", ha añadido.

PIONEROS

Por su parte, el director del Festival ha afirmado que "Zaragoza es la ciudad más grande de España en la que se celebra un evento de estas características y, durante estos años, hemos aprendido de los errores hasta llegar al punto de convertir al festival en un punto de referencia para otros en el país y en el mundo".

Asimismo, Ángel Martínez Quesada, ha señalado que en EIFOLK "fuimos los primeros en crear la sección 'Ven a bailar con nosotros', los primeros en crear unos talleres participativos y muestras gastronómicas y fuimos también los primeros en invitar al público a participar de los desfiles".

"Lo que nosotros hacemos es referenciar y admirar la cultura de todos los pueblos del mundo", ha explicado Martínez, al mismo tiempo que ha invitado "a todos los zaragozanos" a participar en los eventos del festival porque "es el mejor homenaje a los grupos que nos visitan, que luego serán embajadores de la ciudad por el mundo".

El director del festival ha precisado que el evento puede subsistir "gracias al apoyo económico de los Ayuntamientos de Zaragoza y otras localidades como Zuera o Binéfar" al tiempo que ha reivindicado que "otras instituciones apoyen a uno de los festivales de este tipo más importantes del mundo que tenemos la oportunidad de disfrutar en Zaragoza".

"No es normal que Huesca y Teruel aporten ayudas a sus festivales y los de Zaragoza no sepamos dónde tenemos que ir, aparte del Ayuntamiento", ha concluido.