ONG y pescadores piden a la UE que respete las recomendaciones científicas para fijar las cuotas de pesca de 2019

Publicado 18/12/2018 17:28:24CET

Los pescadores españoles abogan por respetar el consejo científico para mejorar las pesquerías de merluza, rape o gallo

MADRID, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

Las ONG ambientales como Oceana o la Fundación ENT así como representantes del sector pesquero han pedido a los ministros de Pesca de la Unión Europea que están negociando este martes y miércoles los totales admisibles de capturas para varias especies pesqueras en el Atlántico, que establezcan estos límites de acuerdo con las recomendaciones científicas así como una mayor transparencia y participación social para la sociedad civil.

Así, la ecóloga marina de la fundación ENT Lydia Chaparro ha denunciado en declaraciones a Europa Press que las negociaciones son "totalmente opacas" por lo que pide al Gobierno que tenga en cuenta que las ONG son actores "importantes" en la gestión de los recursos naturales. En ese sentido, ha destacado la dificultad para conocer el posicionamiento de España porque su ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, "solo" se reúne con el sector pesquero.

Por ello, pide a la Comisión Europea que hagan públicas las negociaciones que se celebran dentro del Consejo precisamente en un momento en el que se van a dirimir las cuotas pesqueras para 2019, el "último" año restante para llegar al límite establecido de terminar con la sobrepesca en 2020.

"Quedan pocos meses para acabar con la sobrepesca en Europa y más de la mitad de las especies están sobrexplotadas en el Atlátncio y más del 90 por ciento en el Mediterráneo", ha comentado, mientras que los países y, en particular España, no han dado a conocer ningún informe socioeconómico que justifique el retraso para no adoptar medidas contra la sobrepesca.

Si bien, ha admitido que esta opacidad no es exclusiva de España por lo que insta a la UE a habilitar un lugar de consulta accesible sobre estos documentos.

Del mismo modo, ha asegurado que establecer unas capturas sostenibles permitirán acabar con la sobrepesca si se siguen los criterios científicos y ha exigido al ministro Luis Planas la responsabilidad de seguir el criterio científico después de que hace un año se establecieran el 44 por ciento de los totales admisibles de capturas (TAC) por encima del consejo científico.

"Se debe cambiar urgentemente el paradigma de la gestión de los recursos de la naturaleza y los pesqueros y se deben gastar recursos públicos de acuerdo a los que dicen los criterios científicos", ha añadido.

Sin embargo, ha acusado a Planas de jactarse de estar en Bruselas para defender los intereses de la "gran flota" en vez de defender los recursos para toda la sociedad y no solo para un conjunto de pescadores y ha recordado que la normativa de la UE establece que las pesquerías deben gestionarse con criterios sociales y ambientales.

"España debe mejorar mucho en este aspecto para distribuir el acceso a las cuotas pesqueras", ha comentado Chaparro que, sin embargo, admite que España no es de los países que más sobrepesca en volumen de capturas, sino que está por detrás de Dinamarca, Francia y Reino Unido en este sentido.

Por eso, ha dicho que será "especialmente importante" conocer el compromiso del Gobierno en respetar el consejo científico a la hora de establcer los TAC para alcanzar la pesca sostenible en 2020 a mas tardar.

El informe de 2018 del Comité Científico, Técnico y Económico de la Pesca (STECF por sus siglas en inglés) afirma que la sobrepesca sigue afectando al 41 por ciento de las poblaciones del Atlántico nororiental y que el progreso realizado hasta 2016 es "demasiado lento" para garantizar que todas las poblaciones se recuperen y gestionen conforme al rendimiento máximo sostenible (RMS).

Entre las especies más afectadas por la sobrepesca se ha referido a la angula, que está en peligro crítico de extinción y sobre la que el consejo científico ha determinado que no se debería pescar en absoluto y por tanto, Fundación ENT pide una "veda total" de la especie.

También se ha referido al abadejo por la sobrepesca que sufre en lugares como el Mar de Vizcaya o en el Cantábrico pero sobre la cual se viene estableciendo cuotas superiores a las recomendadas por el Consejo Científico, igual que para el lenguado. "Estas cuotas debilitan la recuperación de los stocks", comenta.

Aún ve más preocupante la situación de la sardina ibérica para la que los científicos llevan tiempo pidiendo TAC cero y un plan de recuperación, por lo que solicita a España y también a Portugal que haga caso de las recomendaciones científicas porque la especie es vital para los ecosistemas.

"La sobrepesca provoca a las flotas más esfuerzo para pescar y cuando las especies están bien gestionadas la rentabilidad pesquera aumenta", ha recordado Chaparro, que pone de ejemplo de buena gestión pesquera las acciones y cuotas establecidas para el rape o la merluza del norte.

En la misma línea, la ONG de conservación marina Oceana avisa a la flota española de que obtendría un 50 por ciento más de ingresos con límites de capturas sostenibles hasta alcanzar al menos 629,8 millones de euros.

Según un estudio de la organización, en diez años se podrían duplicar las capturas de especies como la sardina o el jurel si los ministros de pesca de la UE aprueban TAC según las recomendaciones científicas.

EL DOBLE DE CAPTURAS Y UN 50% MÁS DE INGRESOS

El director ejecutivo de Oceana Europa, Lasse Gustavsson, considera que de todos los problemas del mar, la sobrepesca es "uno de los más fáciles de resolver". "Los ministros de la UE tienen los datos científicos que necesitan y el deber de aplicarlos: solo tienen que tomar decisiones pensando en el conjunto de la sociedad en lugar de tan solo los armadores", ha afirmado.

Así, insiste en que sería "absurdo un plan de negocio que desdeñara un potencial crecimiento de dos cifras en menos de una década" y confía en que los ministros de Pesca puedan pensar "más allá" de su legislatura.

El estudio de Oceana abarca el 83 por ciento de los desembarcos totales de la flota española en el Atlántico Nordeste por lo que los aumentos reales serían mayores que los números calculados.

Entre las conclusiones del estudio asegura que el volumen de desembarcos podría aumentar de 240.000 a 360.000 toneladas (49,8%); el valor de las capturas podría pasar de 421,9 a 629,9 millones de euros (49,3%) o que el empleo a tiempo completo podría pasar de 10.447 a 13.861 empleos (un 32,7% más) y que las capturas de algunas especies como la sardina, el jurel o el bacalao podrían duplicarse.

Por su parte, desde el sector pesquero, el director gerente de la Cooperativa de Armadores de Pesca del Puerto de Vigo (Pontevedra), José Antonio Suárez-Llanos, ha manifestado a Europa Press que desde el sector respetan los dictámenes científicos y que precisamente son esas propuestas las que aspiran a que sean las definitivamente fijadas, en particular para la merluza, el rape o el gallo.

"Confiamos en que los dictamenes científicos no fallen. Tienen elementos de contraste y todas tienen en cuenta el rendimiento máximo sostenible", ha comentado a Europa Press.

En concreto, ha dicho que para alguna de estas especies se redujeron cuotas, como en el caso de la merluza, y como ahora se están recuperando, se habla de un aumento de las TAC.

Finalmente, sobre la postura de España ha destacado que el sector va de la mano con el ministro Planas, de quien dice que está "en consonancia" de lo que pide el sector y ha elogiado la interlocución con el Gobierno de España, haya sido del PSOE o del PP.

ASTURIAS RURAL ofrecido por