La prevalencia de la tuberculosis bovina lleva dos años por debajo del 0,1%, con 270 reses sacrificadas en 2018

Presentación cifras de prevalencia de tuberculosis bovina en Asturias
EUROPA PRESS
Publicado 04/03/2019 13:30:52CET

OVIEDO, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

La prevalencia de la tuberculosis bovina acumula en el Principado de Asturias dos años por debajo del 0,1%, con 270 reses sacrificadas en 2018 en 135 explotaciones, según los datos de la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales, que reflejan además que los cultivos de laboratorio confirmaron la presencia de la enfermedad en nueve explotaciones repartidas por todo el territorio autonómico.

La consejera del ramo, María Jesús Álvarez, ha presentado estas cifras en rueda de prensa, acompañada por el director general de Ganadería, Ibo Álvarez. El director general de Ganadería ha explicado que el hecho de que una ganadería esté afectadas por la tuberculosis no tiene por qué implicar que todas las reses de la misma estén afectadas, sino que solo se sacrifican aquellas que hayan dado positivo. No obstante, ha precisado que si la prevalencia es superior al 50 por ciento en una explotación, se aconseja sacrificar a todo el ganado para sanearla.

Con los datos cerrados de 2018, la consejera ha celebrado que se cumplan dos años consecutivos de prevalencia menor del 0,1 por ciento, ya que ese es el umbral que fija la Unión Europea para declarar "indemne" una región. De continuar con estas cifras, ha explicado, en cuatro años Asturias podría declararse libre de tuberculosis.

En 2018 el índice de prevalencia se ha situado en el 0,058 por ciento, lo que implica un descenso del 28 por ciento respecto a 2017, cuando el valor alcanzó el 0,081%. A falta de los datos estatales para 2018, en 2017 Asturias se posicionó junto a Galicia como las dos autonomías con menor índice de tuberculosis bovina, muy por debajo de la media nacional, del 2,32%.

En la anterior campaña se supervisaron y sanearon un total de 15.482 explotaciones, en las cuales había 372.807 animales. Estos datos reflejan un descenso gradual en el número de ganaderías de bovino en Asturias, que en 2017 alcanzaba las 15.720, aunque han aumentado el número de reses en cada explotación, con una media de 24 animales por cabaña.

EL PELIGRO SE CENTRA EN LA FAUNA SALVAJE

Ahora que la tuberculosis bovina parece estar más controlada en las explotaciones ganaderas, el departamento dirigido por María Jesús Álvarez persigue acabar con la enfermedad también en la fauna salvaje, y especialmente en la población de jabalíes.

Según Ibo Álvarez, es "complicado" controlar la enfermedad en la fauna salvaje, aunque ya se están llevando a cabo controles en cada cacería, tomando muestras de los animales y analizándolas para comprobar si están afectados o no. Estos controles se intensifican en las zonas donde ya hay constancia de que el ganado está afectado.

No obstante, aunque la enfermedad registre valores positivos en Asturias, la consejera ha incidido en que "no debe bajarse la guardia, y es preciso incidir en los puntos de mayor riesgo como son la fauna silvestre, otros animales domésticos, la trashumancia, pastos comunales o movimientos de animales".

Contador

Para leer más

ASTURIAS RURAL ofrecido por