Publicado 29/10/2019 12:39CET

El 85% de los asturianos siguen invirtiendo en depósitos, aún con tipos de interés negativos, según la EFPA

Recurso negocios, dinero, calculadora, hacienda, recaudación, IRPF
Recurso negocios, dinero, calculadora, hacienda, recaudación, IRPF - GESTHA - Archivo

OVIEDO, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

La radiografía del asesoramiento financiero en Asturias, elaborada por la Asociación Europea de Asesoría y Planificación Financiera-Patrimonial en España (EFPA), desvela que el 85 por ciento de los asturianos siguen invirtiendo en depósitos, algo "difícilmente comprensible" para el Delegado territorial en Asturias del Comité de Servicios a Asociados de la EFPA, José María Montalvo, sabiendo que los tipos de interés son negativos o están a cero.

Montalvo, que ha participado en la presentación de V Foro de inversión y mercados financieros en Oviedo, ha explicado que los tipos bajos o negativos "ya hace tiempo que han venido para quedarse". Al menos, ha dicho, hasta 2022.

Así, ha explicado que, a no ser que se produzca una "mejora importante" de la economía, a los ahorradores no les compensaría mantener en depósitos sus fondos, salvo si se necesita la liquidez a corto plazo por algún tipo de gasto. "Hay que dar un paso más para rentabilizar el dinero a medio y largo plazo", ha explicado.

La radiografía mencionada, que se ha realizado en todas las comunidades autónomas, desvela además que el 45% de los asturianos prefieren invertir a través de fondos de inversión, y el 18% a través de activos inmobiliarios.

En cuanto a las decisiones financieras en torno a la jubilación, la estadística desvela que el 78% de los asturianos contratan productos para cubrir el "desfase" entre la pensión de la Seguridad Social y el nivel de vida que quieren mantener. De ellos, el 47% invierten en planes de pensiones y el 31% a través de productos específicos como los planes de previsión asegurados (PPA), o los seguros de ahorros.

A la hora de escoger el producto de inversión más adecuado para cada persona, los asturianos valoran en primer lugar el riesgo de la operación, la liquidez, la rentabilidad, la comprensión del producto en cuarto lugar, y la fiscalidad en última instancia.