Abanca descarta futuras conversaciones con Liberbank ante su falta de "verdadera vocación de integración"

Publicado 14/10/2019 14:44:13CET

OVIEDO/MADRID, 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Abanca, Juan Carlos Escotet Rodríguez, ha descartado futuras conversaciones con Liberbank, afirmando que "es una operación descartada porque no hemos visto verdadera vocación de integración". Esa operación, ha dicho, "ha quedado claramente aparcada".

Escotet ha realizado estas afirmaciones después de que Abanca y Caixa Geral de Depósitos (CGD) hayan cerrado el proceso de compraventa de Banco Caixa Geral con la firma del contrato de adquisición, que ha sido rubricado este lunes en Madrid por los directivos de ambas entidades.

Abanca recibió en septiembre la autorización del Banco Central Europeo (BCE) para cerrar la compra la filial española de Caixa Geral de Depósitos, una operación anunciada a final de 2018, por un montante de 364 millones de euros, si bien la cuantía final ha ascendido a 384 millones de euros "porque es un banco muy bien capitalizado, lo que justifica que la cifra haya resultado mayor", ha argumentado Escotet.

Tras la firma del contrato, este mismo lunes está prevista una junta de accionistas del Banco Caixa Geral en Vigo, donde se completará la renovación del consejo de administración de la entidad y se nombrará a siete nuevos miembros en representación de Abanca.

El máximo órgano de gobierno de la entidad adquirida pasa a estar formado por Juan Carlos Escotet, Francisco Botas, Alberto de Francisco, José Luis Vázquez, Luis Beraza, José Luis López y José María Benavent.

"Creo que Abanca es un muy buen comprador para nuestro banco y tiene mucha complementariedad con nuestras actividades", ha añadido el consejero ejecutivo de Caixa Geral de Depósitos, Francisco Cary, que ha dejado la puerta abierta a que ambas entidades colaboren en los dos mercados principales qué estan presentes, Portugal y Espña, así como en los mercados complementarios en países de África, en China y Latinoamérica.

Con la culminación de la fusión legal y la integración de los sistemas informáticos, previsiblemente en febrero de 2020, la marca Abanca se impondrá definitivamente. El banco resultante se coloca como séptimo en el ranking de entidades españolas por patrimonio neto, con más de 85.000 millones bajo gestión, y en el octavo por volumen de activos.

Tras esta fusión, Abanca sumará un volumen de negocio total de 7.000 millones de euros y 131.000 clientes, gestionados a través de una red comercial de 110 oficinas repartidas en diez comunidades autónomas en España, con especial presencia en las provincias más cercanas a la frontera con Portugal.

En cuanto a la posibilidad de nuevas operaciones corporativas, Escotet ha incidido en la "vocación por el crecimiento orgánico e inorgánico" en tanto que la entidad tiene "excesos de capital" que permiten apostar también por el crecimiento inorgánico.

En esa línea, el directivo de Abanca ha señalado que tanto el Banco de España como el Banco Central Europeo han insistido esta mañana que "no hay más camino" y que deben continuar los procesos de integración.

La compra de Banco Caixa Geral da continuidad a otras operaciones similares realizadas en los últimos años por parte de Abanca, como la adquisición del 100% de Popular Servicios Financieros, la antigua división de crédito al consumo de Banco Pastor; la compra de la unidad de banca de particulares de Deutsche Bank PCC Portugal; y la obtención de la licencia de las autoridades de Estados Unidos (Reserva Federal) para operar en el mercado americano.

SIN PREVISIÓN DE ERE

En cuanto a la integración de los más de 500 trabajadores de Banco Caixa Geral en Abanca, el presidente de la entidad ha sostenido que su intención es "intentar presevar la mayor parte del talento posible, teniendo en cuenta la meritocracia".

En este sentido, Escotet ha asegurado que "el resultado va a depender del cumplimiento de los objetivos estratégicos", con el objetivo de que haya "la menor destrucción de empleo, sin renunciar a la eficiencia" que este tipo de procesos requiere.

ACUERDO COMPLEMENTARIO

Asimismo, ambas entidades han llegado a un acuerdo comercial por el que los clientes de CGD mantendrán sus condiciones en un periodo de continuidad. Paralelamente, se ha llevado a cabo un "acuerdo estratégico a varios años" por el que ambos bancos complementarán sus servicios transfronterizos para empresas con operaciones en España y Portugal.

En concreto, Escotet ha explicado que durante este proceso de compraventa, por el que Abanca pasa a controlar un 99,79% del capital de Banco Caixa Geral, "ha sido posible lograr otros acuerdos especialmente importantes" que van a permitir ayudar a la internacionalización de empresas españolas y portuguesas.

La culminación de la compra de Banco Caixa Geral permite que los clientes de ambas entidades puedan ordenar transferencias, ingresar cheques o realizar retiradas en las redes de cajeros de uno y otro banco indistintamente sin ningún coste, entre otras medidas.