"Se acabó el cachondeo; o se cumple lo que se acuerda o vale más no acordar", dice Ángel González (IU)

Actualizado 17/12/2013 22:20:11 CET
Actualizado 17/12/2013 22:20:11 CET

"Se acabó el cachondeo; o se cumple lo que se acuerda o vale más no acordar", dice Ángel González (IU)

A los socialistas en el pleno

Pleno de la Junta General
Foto: EUROPA PRESS

OVIEDO, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La tensiones en la negociación presupuestaria para las cuentas regionales de 2014 que mantienen la FSA-PSOE e IU han sido protagonistas en el pleno de la Junta General del Principado, alcanzando su momento más álgido cuando el portavoz de IU lanzó una advertencia a los socialistas: "Se acabó el cachondeo; o se cumple lo que se acuerda o vale más no acordar".

   Ha sido durante el transcurso de una interpelación del diputado de UPyD, Ignacio Prendes, al consejero de Economía y Empleo, Graciano Torre, sobre los centros especiales de empleo (CEE). Detrás de todo el debate han estado muy presentes las fricciones en materia presupuestaria, que esta semana han vivido ya un episodio importante, cuando UPyD decidió romper las negociaciones con los socialistas. El PSOE sigue buscando el apoyo de IU.

   En su turno de palabra en una interpelación anterior, el socialista José María Pérez había dicho que el Gobierno regional siempre ha estado abierto al diálogo. Y que eran otros, en alusión a UPyD, los que tenían que explicar su conducta y sus intereses.

   Prendes empleó tiempo de su siguiente intervención para reclamarle explicaciones a Pérez sobre lo que quería decir. Y luego llegó la intervención del portavoz de IU, Ángel González, muy crítico con los socialistas y con Pérez, exigiendo explicaciones por los 14,5 millones que había presupuestados para planes locales de empleo. En ese momento es cuando subió el tono y soltó la frase de "se acabó el cachondeo".

   La advertencia generó atención ante el nuevo turno de José María Pérez. Pero este evitó el enfrentamiento, tanto con UPyD como con IU. Sí quiso aclarar a Ángel González que los problemas que pueden tener el nivel de ejecución presupuestario de la partida de los planes de empleo se debe al retraso del Gobierno central a la hora de transferir el dinero correspondiente. "Si no se cumplen las partidas de ingresos es muy difícil que se pueda afrontar las de gastos, por mucho compromiso político que se tenga", ha explicado.