Publicado 13/02/2016 19:18CET

La Autoridad Portuaria de Gijón lamenta la "instrumentalización política" de la Alcaldía

El Musel (Gijón)
EUROPA PRESS

   OVIEDO, 13 Feb. (EUROPA PRESS) -

   La Autoridad Portuaria de Gijón ha lamentado este sábado, en nota de prensa, la "instrumentalización política" de que es objeto El Musel por la Alcaldía, al tiempo que reafirma su "compromiso para minimizar los efectos medioambientales derivados de su actividad".

   En el escrito, la Autoridad Portuaria incide en que está llevando a la práctica "todas y cada una de las medidas aprobadas por su Consejo de Administración del que forma parte el Ayuntamiento gijonés, representado por su alcaldesa que es vicepresidenta del mismo, en aras a minimizar los ya limitados efectos del almacenamiento y manipulación de graneles".

   Así, sostiene que la alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón (Foro), "aprobó en su día unas cuentas para el puerto que no contemplaban partida económica alguna para paliar los incidentes que ahora instrumentaliza y para lo que la Autoridad Portuaria de Gijón ha realizado en las últimas semanas importantes inversiones, sin que se descarte aplicar más recursos en nuevas medidas si estas se demostraran necesarias".

   "A diferencia de otras formaciones políticas y entidades ciudadanas, ni de forma directa en el Consejo de la Autoridad Portuaria del que forma parte, ni por otras vías salvo la de los medios de comunicación, el Ayuntamiento ha dado traslado de disconformidad o alternativa alguna a la práctica desarrollada", apuntan desde la Autoridad en el comunicado.

   Igualmente, remarcan que "las medidas de limpieza, asfaltado, intensificación del riego y mayor aplicación de tensoactivos han minorado hasta la fecha los posibles efectos medioambientales negativos del almacenamiento y manipulación de graneles en el puerto gijonés. Medidas estas que se verán reforzadas en los próximos meses y que deben evitar que, salvo circunstancias muy excepcionales, se originen efectos indeseados por todos. Igual que estos se producen en infraestructuras e instalaciones municipales cuando tiene lugar grandes lluvias, oleaje inusual o fuertes rachas de viento, el riesgo o la posibilidad de incidencia cero no existe, y quien lo defiende y agita como objetivo, incurre conscientemente en la manifestación populista de ofrecer fáciles, y falsas, alternativas a cuestiones complejas".

   Por todo ello, la Autoridad Portuaria de Gijón lamenta "la instrumentalización política", que rompe "décadas de estrecha colaboración entre la ciudad y el puerto", y confía en que de cara al futuro "sea posible restablecer el clima de colaboración y respeto que exigen los objetivos que deben compartir, más allá de diferencias puntuales, las entidades concernidas".