Actualizado 31/01/2014 11:46 CET

La Autoridad Portuaria de Gijón paraliza actividades de un astillero, ante la muerte de aves

Ave muerta
Foto: COORDINADORA DE ECOLOGISTAS DE ASTURIAS

OVIEDO, 31 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Coordinadora Ecologista de Asturias ha informado este viernes, a través de una nota de prensa, que la Autoridad Portuaria de Gijón les ha comunicado a la paralización "de las explosiones submarinas que venía realizando en los últimos meses Astilleros Armón, que estaban produciendo la muerte de numerosas aves protegidas y graves daños en las vivienda de la zona". Según Coordinadora, se paralizan hasta que los Astilleros no presenten un plan de prevención de la fauna.

   "No deja de sorprender, que tras varios meses de explosiones, a menos de un mes de la finalización de acabar las obras, ahora el Puerto les pida algo que hasta ahora el Astillero no tenía, porque ni el Puerto ni el Principado les pidió, para sorpresa de todo el mundo, al ser este plan preventivo obligatorio en una zona con especies salvajes claramente amenazadas por la actividad", han criticado los ecologistas.

   Además, han recordado que en la zona hay otras muchas aves protegidas de las que varias de ellas se han muerto, entre ellas Alca Común, ave invernante esta recogida dentro del Real Decreto 139/2011, de 4 de febrero, para el desarrollo del Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y del Catálogo Español de Especies Amenazadas.

   "A pesar de nuestros escritos, el Puerto de Gijón esta vulnerando la Ley de Acceso a la Información a esta Coordinadora de forma reiterada, no nos ha informado a pesar de nuestras peticiones de las autorizaciones que tenía la empresa Astilleros Armon para las explosiones y de su obligatorio control", han manifestado desde Coordinadora.

   Piden saber quién controlaba las explosiones por parte de Puerto de Gijón, porque "no solo producían la muerte de especies protegidas durante estas, sino también se produjeron daños importantes en las estructuras de varias viviendas de la zona".

   Han advertido que esos hechos podrían ser constitutivos de delitos contra la fauna previstos, pues las deflagraciones "provocan estragos en la preservación de la fauna local con resultado de muerte constatada de aves y peces marinos de forma incontrolada e irreversible".