El Ayuntamiento de Laviana obligará a los propietarios del teatro Maxi a su reparación

Actualizado 14/10/2018 14:10:52 CET

LAVIANA/OVIEDO, 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Laviana ha iniciado, mediante el envío de una providencia, el procedimiento de orden de ejecución del teatro Maxi ubicado en la capital del municipio. El propósito municipal es obligar a los propietarios del teatro Maxi a su reparación. De no haber alegaciones en un periodo de 15 días, el consistorio "tomará las riendas de las obras con carácter subsidiario", según indican desde el Ayuntamiento en nota de prensa.

Durante los últimos meses el consistorio ha elaborado un informe con las diferentes actuaciones que se deben llevar a cabo en el inmueble, valorando la puesta en marcha de medidas destinadas a "mantener las condiciones de salubridad, seguridad y ornato del edificio". Desde la administración local se ha establecido un presupuesto de 10.000 euros para aquellas obras y actuaciones que requieren una ejecución inmediata y de 68.000 euros para el resto.

"Tras el envío de la providencia los propietarios del inmueble tendrán quince días hábiles para presentar las correspondientes alegaciones. De no hacerlo el consistorio ejecutará las obras de manera subsidiaria y les remitirá, posteriormente, la factura de los trabajos realizados en el teatro Maxi", señala el Ayuntamiento.

El informe técnico que se ha enviado estima que se deben realizar, con carácter inmediato, todas aquellas obras que estén destinadas a eliminar elementos que sean susceptibles de caer a la vía pública provocando daños materiales o personales. Con el objetivo de evitar problemas, el Ayuntamiento ha procedido a establecer un vallado en las zonas de la fachada afectadas.

Además, los propietarios deberán hacer frente a obras en el revestimiento de fachada del edificio, también se debe actuar sobre la carpintería deteriorada, ventanas que se encuentran sin cristales; vegetación que se encuentra en puntos como canalones y desagües; y tejas que han desaparecido de los falsos aleros o elementos decorativos en los huecos de las ventanas ventanas.

"El Ayuntamiento de Laviana ha entablado en numerosas ocasiones conversaciones con la familia Pesquera, propiedad del inmueble, en las que se buscó llegar a un acuerdo por el cual el consistorio comprara el antiguo teatro Maxi que goza de Protección Integral. Sin embargo, estas negociaciones nunca llegaron a buen puerto. Los desperfectos que viene sufriendo el inmueble en el que no se ha invertido desde hace años han llevado al consistorio a tomar esta decisión amparándose en la ley que les permite obligar a los propietarios a la ejecución de las obras o en su defecto ejecutarlas con carácter subsidiario sin que tenga un coste al erario público", apuntan desde el consistorio.