Borja Sánchez pide un "amplio respaldo" en la Junta para sacar adelante una Ley de Ciencia

Publicado 02/10/2019 10:38:05CET
El consejero de Ciencia, Innovación y Universidad, Borja Sánchez, comparece en la Junta General.
El consejero de Ciencia, Innovación y Universidad, Borja Sánchez, comparece en la Junta General. - EUROPA PRESS

Anuncia medidas para fomentar la I+D+i a través de la colaboración entre empresa y universidad

OVIEDO, 2 Oct. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Ciencia, Innovación y Universidad, Borja Sánchez, ha pedido este miércoles en la Junta General un "amplio respaldo" para sacar adelante "tan pronto como sea posible" una Ley de Ciencia que sirva para regular los seis ejes en los que ha estructurado la acción de gobierno de esta Consejería.

Sánchez ha sido el encargado de cerrar la ronda de comparecencias de los consejeros del Gobierno de Adrián Barbón en el parlamento autonómico, en las que cada responsable ha desgranado las actuaciones previstas por sus consejerías de cara a esta legislatura. En el caso de la Consejería de Ciencia, su titular pretende dedicar especial atención a la economía circular, la transición energética, el impulso a la biotecnología y biomedicina o el fomento al talento.

Apostará igualmente por la Universidad de Oviedo, tratará de fomentar la colaboración público-privada, reducir la burocracia, darle un impulso a la divulgación y difusión de la ciencia, y garantizar la igualdad de oportunidades a la hora de acceder a puestos científicos y docentes entre investigadores e investigadoras.

Destacando la importancia de que "por primera vez" la ciencia vaya a ocupar una jornada completa en la Junta General, el consejero ha señalado que con la creación de este nuevo departamento Asturias "tiene la oportunidad de ser diferente". "Solo una política científica adecuada hará que nuestra región pueda afrontar retos tan importantes y tan cercanos como la transición energética, la transformación digital, impulsar el sector agroalimentario y la biotecnología, o afrontar la demanda de servicios propia de una población cada vez más envejecida", ha subrayado.

Ante estos retos, ha llamado a hacer de la situación "una oportunidad" para la creación de empleos "de calidad" y de un tejido de empresas "altamente innovador".

En este sentido ha llamado a la colaboración público-privada a través de programas que favorezcan la creación de empresas emergentes y filiales, así como de firmas innovadoras de base tecnológica. La nueva Consejería pretende además llevar a cabo un plan de formación para la activación de la I+D+i con el fin de que las compañías sepan cómo beneficiarse de las medidas fiscales. Impulsará también un programa de compra pública innovadora que servirá de "catalizador" para fijar nuevas unidades y centros de I+D+i empresariales en la región.

El departamento dirigido por Sánchez buscará igualmente inversiones para crear nuevos edificios con las "preinstalaciones adecuadas" para albergar las nuevas empresas que se creen, y presupuestará convocatorias específicas para la incorporación de nuevos titulados en empresas para que "la innovación sea asumida como parte esencial para incrementar la competitividad".

Otro de los objetivos marcados por el titular de Ciencia es fomentar la relación de las universidades y organismos públicos de investigación, que concentran la mayoría de la investigación y el desarrollo, con las empresas, responsables de la innovación, el emprendimiento, la creación de mercado y los planes de negocio.

Así, ha considerado "deseable" que las empresas y las
industrias "apuesten por invertir en nuevo conocimiento", a través de la creación de centros de I+D+i o a través de colaboraciones y convenios con la Universidad, los organismos públicos de investigación y los centros tecnológicos.

"Los Open Labs/laboratorios abiertos contemplados en el
Plan de Ciencia, Tecnología e Innovación del Principado de Asturias son un ejemplo de cómo fomentar esta colaboración público-privada, pero no podemos ni debemos quedarnos ahí", ha resaltado.

Al hilo, ha indicado que la importancia de una política científica "bien planificada" radica, entre otros factores, en plasmar una estrategia para "establecer vasos comunicantes entre investigación e innovación, entre academia e industria".

Asturias, ha dicho, cuenta con un potencial científico, tecnológico e innovador que sitúa a la autonomía en quinto lugar entre las CCAA en términos de atracción y retención del talento.

REDUCCIÓN DE LA BUROCRACIA

Ciencia pretende además poner solución a una "reclamación histórica" en la comunidad científica asturiana, la reducción de la burocracia. Para ello, ya se han aprobado en agosto las bases reguladoras para todos los programas de convocatorias públicas de las ayudas a la investigación, al desarrollo y a la innovación, "lo que permitirá reducir en seis meses de media el procedimiento administrativo", según Sánchez.

La Consejería pretende aplicar esta misma estrategia de bases generales a todas las convocatorias de recursos humanos a través del programa 'In Interas'. "Sus bases ya están preparadas y pendientes de envío para su intervención previa", ha agregado Sánchez.

En consonancia con este objetivo de reducir la burocracia, la Consejería pretende facilitar y simplificar la redacción de proyectos y memorias sin que ello implique la pérdida de rigor. También implantarán un calendario para todas las convocatorias, tanto las dirigidas a empresas como las destinadas a investigación, con el objetivo de que puedan planificar su actividad.

Contador