Publicado 03/02/2021 19:52CET

El brote del Sanatorio Marítimo de Gijón afecta a 87 personas de entre 17 y 75 años

Habían recibido ya las dos dosis de la vacuna, pero Salud explica que no había pasado el tiempo suficiente para alcanzar la inmunidad

OVIEDO, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

El brote de COVID-19 detectado en el centro de atención a personas con discapacidad intelectual Sanatorio Marítimo de Gijón afecta a 87 personas de entre 17 y 75 años. La gran mayoría, según ha explicado este miércoles el coordinador del Observatorio de Salud de Asturias, Mario Margolles, no presentan síntomas.

Se da la circunstancia de que en el centro, que cuenta con 128 residentes, se habían vacunado todos, con excepción de unos pocos trabajadores. Y ya se les había administrado las dos dosis. Una el día 7 de enero y la segunda el jueves 28 de enero.

Fue el día 30 de enero cuando en un cribado se detectaron los primeros casos entre algunos trabajadores. A partir de ahí se realizó el día 31 un cribado general, en el que se confirmó como positivo en COVID-19 a una buena parte de los residentes.

La explicación de que hayan dado positivo a pesar de haber recibido la segunda dosis de la vacuna es, según la Consejería de Salud asturiana, que aún no habían transcurrido los siete días tras la segunda administración.

"Como ustedes sabrán por la prensa y en los medios científicos por la ficha técnica de la vacunación, la vacuna protege en un 95% a aquellas personas que han sido vacunados a partir del día séptimo tras la segunda dosis; aquí estamos hablando que los casos empezaron a aparecer al segundo día tras la aplicación de la segunda dosis, con lo cual no podemos exigirle a la vacuna que proteja con las características propias de las segunda dosis", ha argumentado Margolles a través de unas declaraciones distribuidas por la Consejería de Salud.

Para leer más