Condenado a 6 meses de cárcel por un incendio forestal en Laviana

Actualizado 12/03/2015 17:20:29 CET

OVIEDO, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El Juzgado de lo Penal número 1 de Langreo, a petición de la Fiscalía y del Principado de Asturias, ha condenado a un hombre a seis meses de prisión y seis meses de multa, a razón de 10 euros diarios (1.800 euros) por un delito de incendio forestal por imprudencia grave.

   El fallo le impone además el pago de una indemnización de 6.377,05 euros al Principado de Asturias por los gastos de extinción y los daños medioambientales causados. La sentencia no es firme y contra ella cabe recurso de apelación.

   El juez considera probado que, el 23 de septiembre de 2013, sobre las 17.30 horas, el acusado prendió fuego en la vegetación de una finca, en Peñamayor, Laviana, aprovechando que no había nadie en la zona. Lo hizo para recuperar pastos para el ganado y sin tener la preceptiva autorización administrativa.

   Una vez prendido el fuego, se fue sin adoptar las medidas necesarias para evitar que se propagase. Las llamas afectaron a 16.23 hectáreas de un terreno con brezo, tojo y helecho, que se hallaba en una ladera con una pendiente del 70%.

   El fuego quedó extinguido a las 22.18 horas del día siguiente, tras la intervención de los bomberos de Coballes, San Martín del Rey Aurelio y La Morgal, y el helicóptero de La Morgal, así como la empresa Agroforestal Nava, que no reclama. Los gastos de extinción ocasionados al Servicio de Emergencias del Principado de Asturias ascendieron a 3.456,81 euros y los perjuicios medioambientales ocasionados a la Consejería de Agroganadería fueron de 2.920,24 euros.

   La sentencia basa la condena en la prueba indiciaria, dada la dificultad de obtenerse prueba directa en ese tipo de delitos, en los que el autor actúa "desde la clandestinidad". Como indicios más relevantes, añade, destacan "el hecho de que el acusado estuvo esa misma tarde en la finca propiedad de sus padres y próxima a la zona de inicio del fuego" y que ese día (tarde de un lunes) "no hubo en la zona más personas que el acusado ni se detectó la presencia de vehículo alguno".

   El Juez considera "poco convincente" la declaración del acusado sobre su reacción al ver el humo y la presencia del helicóptero y califica de "extraño" que "si se hallaba en una zona desde donde se veía el fuego, no acudiese allí a proteger su finca".

   El fallo considera igualmente "relevante" para considerar autor del delito al acusado el hecho "de ser ganadero que aprovecha estos pastos, dado que tiene cuatro yegüas (de su madre), ovejas y un tío suyo lleva las cabras allí en el invierno, lo cual es indicio de que la quema tenía como finalidad limpiar de maleza el monte y así regenerar los pastos para el ganado".

   La sentencia alude además al informe elaborado por la Brigada de Investigación de Incendios Forestales (Bripas), "del que cabe destacar la configuración del terreno en ladera, con un 70% de pendiente y el hecho de que se iniciase el fuego en el límite inferior, al borde del sendero que bordea la parte superior de la finca del acusado, distando los dos puntos de ignición a unos 10 metros entre sí".

   Los autores del informe apreciaron "restos de forraje reciente tras la cabaña del acusado, en el sendero, y descartaron que el incendio se hubiera producido por un fenómeno atmosférico (rayo) o accidental (colilla, cristal o similar), destacando por otro lado "la actitud nerviosa y evasiva del acusado" en las entrevistas que mantuvieron con él.

   El Juzgado impone así al acusado 6 meses de prisión y 6 meses de multa a 10 euros diarios (1.800 euros), con responsabilidad personal subsidiaria de un día de privación de libertad por cada dos cuotas impagadas, abono de las costas del juicio y pago de 6.337,05 euros al Principado de Asturias (3.456,81 euros por los gastos de extinción y 2.920,24 euros por daños medioambientales).