25 de febrero de 2020
 
Publicado 02/03/2015 11:14:39CET

Los Ecologistas consideran un "despropósito" el proyecto minero de Lidia

Ladera de la mina Boinas.
COORDINADORA ECOLOXISTA D'ASTURIES

OVIEDO, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Coordinadora Ecoloxista d'Asturies ha considerado este lunes "un nuevo despropósito" de la política minera del Gobierno Asturiano del PSOE la nueva autorización para el proyecto de investigación minera llamado Lidia para la búsqueda de oro y cobre sobre una superficie de 27,6 millones de metros cuadrados de los concejos de Allande, Cangas Narcea y Tineo.

En una nota de prensa, el colectivo ecologista ha declarado que la Consejería de Economía y Empleo de Asturias les ha comunicado que ha dado el permiso a la empresa Kinbauri España. La consejería no ha atendido las alegaciones de la agrupación contra un proyecto de investigación de "una zona tan grande, que hipoteca cualquier actividad futura en la zona".

Los ecologistas han avisado de que la compañía solicitante ya explota los yacimientos de Belmonte y Salas, donde acumula varias sanciones por contaminar las aguas por sus continuos vertidos. Además, denuncian que "el Principado y el Ayuntamiento de Belmonte permiten" estos vertidos a pesar de que "están produciendo graves daños a la cuenca del Narcea". El colectivo ha criticado que la empresa "no quiere gastar dinero en una nueva depuradora" que ha anunciado pero que "no parece que nunca se acabe".

La minera sigue usando cianuro para el tratamiento del mineral, a pesar de lo peligroso que es este producto, incumpliendo las recomendaciones de la Comisión Europea de su sustitución por otros procedimientos menos tóxicos, han explicado los ecologistas.

Por último, la agrupación ha afirmado que estas investigaciones "hipotecan esas zonas durante los años de investigación para cualquier otra actividad en la zona y por lo menos serán 3 años". La misma empresa fue autorizada la pasada semana para buscar oro sobre 48 millones de m2 en los concejos del Occidente de Boal, Illano, el Franco y Castropol.

Para leer más