"Creo que estamos tarde, cuanto antes se ponga en marcha esta regasificadora mejor para el puerto", dice Enagás

Publicado 27/11/2019 12:22:30CET
Marcelino Oreja, consejero delegado de Enagás
Marcelino Oreja, consejero delegado de Enagás - EUROPA PRESS

GIJÓN, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

El consejero delegado de Enagás, Marcelino Oreja, ha considerado este miércoles en Gijón que la puesta en funcionamiento de la planta regasificadora de El Musel está "más cerca", sobre todo por el nuevo uso de suministro de Gas Natural Licuado (GNL) a buques y para almacenamiento.

"Creo que estamos tarde, cuanto antes se ponga en marcha esta regasificadora mejor para el puerto", ha recalado, no obstante Oreja, quien ha remarcado que la planta está hibernada, por lo que se puede poner en funcionamiento en cualquier momento, si bien ha recordado que no depende de ellos dar una fecha.

Así lo ha indicado, en declaraciones a los medios de comunicación, antes de asistir a la inauguración de una jornada sobre bunkering de Gas Natural Licuado (GNL), en el salón de actos del Edificio de Servicios Múltiples de la Autoridad Portuaria de Gijón.

Según él, hoy hay una abundancia de gas en el mundo y esta planta puede resolver ese problema, con sus dos tanques capacidad para suministrar gas a muchos buques.

Además, ha remarcado que está en un lugar idóneo en la Cornisa Cantábrica. De hecho, ha apuntado que la de Bilbao es una planta que está emitiendo hoy por encima de su capacidad nominal, por lo que hay necesidad de otra planta en la Cornisa Cantábrica para suministrar gas a buques.

En líneas generales, no solo de Enagás, ha señalado que los tanques de almacenamiento están casi al máximo, a lo que ha sumado que la sustitución de gasoil por gas va a ser una tónica en el futuro. Ha destacado, a este respecto, que España está reduciendo gases de efecto invernadero porque está sustituyendo otros combustibles por gas natural, al que ha vinculado como elemento en la lucha contra el cambio climático.

Asimismo, ha indicado que todos barcos deberán cambiar a GNL, por lo que habrá que dotar de infraestructuras a los puertos para que puedan suministrar este combustible a los buques. Si no son capaces de ello, los puertos perderán un tráfico importante, ha advertido Oreja.

Dicho esto, el responsable de Enagás ha considerado que El Musel es un puerto que es "clave" por la zona en la que está y por la posibilidad de crear infraestructuras de suministro de GNL a barcos, lo que hará que esos buques pasen por él y, por tanto, se genere un tráfico económico importante en la ciudad. Ha insistido, en este caso, en que las instalaciones de Enagás podrían ser de almacenamiento de gas y suministro a buques.

Contador

Para leer más