Detenido un hombre por robar trajes y vestidos de fiesta en Gijón

Publicado 28/12/2018 15:42:26CET

OVIEDO, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un hombre 33 años de edad por robar trajes, vestidos de fiesta y perfumes en diversos comercios de Gijón. El arrestado, de 33 años, vecino de Bilbao y natural de Camerún, tenía detenciones anteriores en Oviedo, León y Bilbao por hurtos cometidos en esas ciudades.

En la madrugada del 21 de diciembre los agentes adscritos al Plan Preventivo de Comercio Seguro le detectaron en la estación de autobuses tras verle en una actitud sospechosa en los comercios.

Su manera de comportarse dentro de las tiendas alertaba a los dependientes que requirieron la presencia policial pero sin que se le hubiesen sorprendido cometiendo una ilegalidad.

Cuando en la estación se disponía a coger un autobús iba cargado con tres grandes bolsas de deporte y se mantenía vigilante e inquieto, por lo que los agentes procedieron a comprobar el contenido de sus bolsas, por si pudiesen llevar algún efecto de ilícita procedencia que justificase su preocupación.

En ese momento, los policías constataron que las prendas de ropas que portaba eran nuevas y tenían las etiquetas cortadas, así como las alarmas desactivadas. Llevaba ocho trajes de caballero, vestidos de fiesta, pantalones, camisas, zapatos, y trs camisetas de deporte del Real Madrid. También ocho botes de perfume de mujer y caballero que superaban los 80 euros cada uno de ellos.

En los laterales de las bolsas se hallaron unos alicates y las etiquetas que habían sido cortadas, incluso las interiores de la ropa donde se especificaba el lavado que requería y el tejido con el que estaba confeccionada la prenda. El identificado no supo dar ninguna explicación sobre la procedencia de las ropas ni perfumes ni pudo aportar ningún ticket que acreditara haberlas comparado en alguna tienda.

Ante estas evidencias fue detenido como autor de un delito de hurto y se pudo acreditar que todos los efectos intervenidos habían sido sustraídos de tiendas del centro y del Llano de Gijón. Los efectos sustraídos superaban los 1.000 euros y el arrestado manifestó que quería enviarlos a su país.

Contador