Detenidos 15 miembros de un grupo criminal dedicado a la venta de drogas en Gijón

BOTE COCA-COLA USADO PARA OCULTAR DROGA
POLICÍA NACIONAL
Publicado 21/12/2018 14:00:38CET

El Juzgado decretó el ingreso en prisión para seis de los arrestados

GIJÓN, 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional de Gijón han detenido a 15 personas, miembros de un grupo criminal dedicado al tráfico de estupefacientes en Gijón, según una nota de prensa de la Comisaría gijonesa.

En los registros practicados en las viviendas y locales de los detenidos, se han incautado un amplio muestreo de drogas, cocaína, heroína, ketamina, hachís, marihuana, speed, éxtasis, cristal y 20.565 euros. Además se han intervenido tres armas, dos pistolas, una de ellas simulada, y un fusil de asalto inutilizado para disparar munición real.

La investigación se inició el pasado mes de agosto tras recibir varias informaciones sobre un bar del barrio de La Calzada de Gijón que supuestamente era un punto de venta muy activo de la distribución de estupefacientes en la ciudad.

Fruto de la investigación, se pudo determinar que la persona que estaba al frente del bar no era su verdadero dueño, sino que este pertenecía a un antiguo conocido de la Policía, que contaba con un amplio historial de antecedentes por delitos contra la salud pública.

El investigado, que se mantenía en un segundo plano para evitar levantar sospechas, regentaba además otros dos bares en Pumarín y en el Llano, en los que también se comercializaba con sustancias ilícitas y que de igual modo, eran gestionados por empleados que formaban parte del grupo criminal.

En el transcurso de la investigación, se pudo determinar que la persona investigada, un hombre de nacionalidad marroquí, era el cabecilla de un grupo criminal dedicado a la distribución de un amplio elenco de sustancias estupefacientes que vendía tanto en sus bares como en otros locales de las zonas de ocio de la ciudad de Gijón.

Las drogas, asimismo, eran suministradas por un socio, compatriota suyo, que era quien contactaba con los proveedores nacionales y realizaba las tareas de transporte, almacenamiento y captación de vendedores. Estos últimos serían quienes se encargaban de la venta al por menor y de hacer llegar el producto hasta los consumidores finales.

Durante los últimos meses, los agentes recogieron evidencias de los integrantes de este grupo criminal y de los lugares de ocultación y venta de la droga, por lo que una vez recabados todos los datos, se desplegó un operativo policial para su desarticulación.

Asimismo, en los registros practicados, fueron incautados 15,5 kilos de hachís, dos litros y medio de ketamina líquida y 25 gramos de la misma sustancia en polvo, 310 gramos de cocaína, 341 gramos de marihuana, 136 comprimidos de éxtasis, 700 gramos de speed, 67 gramos de metanfetamina o cristal y 25 gramos de heroína.

También se intervinieron útiles para el pesaje, adulteración y corte de la droga- básculas de precisión, prensas hidráulicas, cafeína y 2 kilos de otras sustancias de corte-.

Asimismo, se localizaron 20.565 euros, una pistola de 380ACp o nueve corto, 178 cartuchos, y dos armas simuladas, una pistola y un fusil de asalto inutilizado para disparar munición real.

Los integrantes de esta organización ocultaban la droga en los altillos de los muebles de cocina, en el congelador y en el interior de botes de refrescos manipulados. Estos botes, aunque estaban huecos por dentro, simulaban estar perfectamente cerrados, por lo que pasaban desapercibidos ante cualquier control rutinario.

Este peculiar escondite de los estupefacientes permitía realizar pases en la vía pública a plena luz del día y en el interior de los bares sin llamar la atención de aquellos que, de forma casual, pudieran presenciar el intercambio.

La mayoría de los arrestados, catorce hombres y una mujer tenían antecedentes policiales anteriores. El Juzgado de Instrucción de Guardia de Gijón decretó el ingreso en prisión para seis de los detenidos.

El Grupo de Estupefacientes de la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría de Gijón encargado de la investigación, solicitó también, ante la Delegación de Gobierno en Asturias, la propuesta de cierre de los bares regentados por los miembros del grupo criminal. Con las últimas detenciones practicadas, este pasado miércoles, los investigadores dan por cerrada la investigación policial.

Contador