Detenidos tres jóvenes gijoneses, dos de ellos menores, por el robo de bicis

Publicado 11/10/2018 19:16:11CET

GIJÓN, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional han detenido a tres jóvenes gijoneses, uno de 20 años y otros dos menores de edad, por el robo
de bicicletas estacionadas en la vía pública o en garajes de uso privado.

Según una nota de prensa de la Comisaría gijonesa, un agente de paisano los sorprendió cuando recogían una cizalla entre los setos
de un jardín para forzar los candados de una bicicleta que se encontraba en las inmediaciones.

Los hechos sucedieron en la tarde del pasado 1 de octubre en la calle Cabrales, cuando un policía de paisano y fuera de servicio, observó que tres jóvenes que iban montados en bicicleta por la mencionada vía, en dirección a la avenida Hermanos Felgueroso, se paraban en una isleta y realizaban comportamientos extraños ante una bicicleta estacionada en las inmediaciones.

A continuación, mientras dos de ellos cruzaban las bicicletas
y se ponían haciendo labores de cobertura y vigilancia, el tercero sacaba de unos setos una cizalla, utilizada habitualmente para forzar candados. El agente alertó a sus compañeros, aunque uno de los jóvenes huyó antes del lugar.

Se detuvo en ese momento a dos, quienes arrojaron diversas versiones. No obstante, al revisar sus bicicletas, se comprobó que una de ellas estaba denunciada como sustraída el día 26 de setiembre en la avenida Príncipe de Asturias, por lo que fueron detenidos.

Entre los setos, fue localizada una mochila que contenía otra cizalla de idénticas dimensiones a la que habían sacado de ese mismo lugar anteriormente, por lo que también fue intervenida.

Posteriormente, los agentes también identificaron a la persona que había huido del lugar de los hechos, un menor de 15 años, vecino de Gijón, al que le intervinieron una bicicleta robada en un garaje de la calle Marqués de Casa Valdés el pasado 23 de setiembre.

Los arrestados forman un grupo, cuyo líder era el mayor de edad, que se dedicaba al robo de bicicletas en garajes o lugares públicos de Gijón. Actuaban a plena luz del día, y una vez que localizaban su objetivo, iban a por las herramientas al lugar donde las escondían y fracturaban los candados en pocos segundos, marchándose con su botín.

El líder realizaba las labores de ejecución mientras los otros le protegían para evitar ser detectados. El mayor de de edad, de 20 años, tenía antecedentes policiales y había sido detenido el 20 de setiembre por forzar una vivienda de la que había robado una bicicleta.

Los menores, de 15 años, fueron puestos a disposición de sus progenitores y se informó de su participación en estos hechos, al
Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Asturias.

Los trabajos policiales permitieron localizar otras dos bicicletas que tenían en su poder los detenidos, quienes admitieron haberlas sustraído en la vía pública, en la zona de los institutos de Gijón. Ahora se está investigando a quien pertenecen, ya que hasta el momento sus propietarios no han interpuesto denuncia.