Actualizado 03/12/2015 20:03 CET

Economistas de distintas comunidades debaten sobre el poder autonómico fiscal en la primera jornada del Grupo Colmeiro

El conselleiro de Facenda asiste a la apertura y subraya que cualquier reforma de financiación debe considerar la realidad poblacional gallega

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

Expertos en economía y hacienda pública de distintas comunidades han debatido este jueves en Santiago sobre el poder autonómico fiscal, en una primera jornada convocada por el Grupo de análisis y debate Manuel Colmeiro.

En la jornada se ha constatado que el poder autonómico fiscal es, por hoy, una realidad diversa y asimétrica, y se ha puesto sobre la mesa que lo que "está en juego es elegir entre dos modelos posibles: uno definido por las necesidades de gasto de cada comunidad autónoma y el otro por las capacidades contributivas".

Así, la asimetría ha sido rechazada por expertos que consideran que "consolida privilegios" y justificada por otros que interpretan que evitarla supondría "el regreso a la centralización".

Los catedráticos de economía y hacienda convocados por el Grupo Colmeiro analizaron el futuro del sistema de financiación autonómica y coincidieron en la necesidad de una reforma del sistema, aun con diversidad en cuanto a los criterios y en cómo encajar las particularidades de cada territorio.

"MÁS EFICIENTE Y JUSTO"

El Grupo de análisis y debate Manuel Colmeiro reunió en la Cidade da Cultura a un nutrido colectivo de especialistas procedentes de distintas comunidades --entre ellos Cataluña, Madrid, Asturias, Extremadura y Galicia-- para discutir y proponer reformas en el sistema de financiación autonómica que lo hagan "más eficiente y justo", teniendo en cuenta que las comunidades autónomas gestionan más de un tercio del gasto público total, según resalta el propio grupo en un comunicado.

"La crisis que acabamos de padecer, junto a una cierta inestabilidad institucional, vuelve a dar intensidad al debate en torno a la financiación de las comunidades autónomas, responsables de la prestación de importantes servicios propios del Estado del bienestar", constata.

JUNTO AL CONSELLEIRO DE FACENDA

Al respecto, el coordinador del Grupo Colmeiro, el catedrático Luis Caramés, inauguró esta primera jornada organizada por el recientemente constituido grupo de reflexión y lo hizo acompañado por el conselleiro de Facenda, Valeriano Martínez.

En su intervención el responsable de las arcas públicas gallegas evidenció la postura del Gobierno de Galicia en relación a que cualquier reforma del sistema de financiación debe tener en cuenta la realidad poblacional gallega.

Martínez recordó que Galicia cuenta con un déficit de 500 millones en el gasto sanitario, consecuencia directa de una población envejecida y señaló también que la comunidad cuenta con una población de 110.000 personas mayores de 85 años.

En este sentido, destacó que hay que tener en cuenta la dispersión poblacional que determina el coste en transporte escolar y que lo incrementa con respecto a la media del Estado.

Estos elementos particulares deben, a juicio del conselleiro, tener un peso específico en la futura negociación de la reforma del modelo de financiación.

LA DIFÍCIL GESTIÓN DE LA SANIDAD

Según el comunicado del grupo, el catedrático de la Universidad de Barcelona Joaquim Solé aseguró que en el proceso de descentralización algunas comunidades autónomas "se vieron obligadas" a adoptar ciertas competencias como la sanitaria.

El economista catalán creó polémica al explicar la paradoja en materia del gasto sanitario: "cuanto más se invierte en sanidad la expectativa de vida es mayor y por tanto genera mayor gasto".

Según Solé, no es posible sostener el gasto sanitario, no habrá recursos para ello, es "una de las dos patatas calientes de la financiación autonómica, la otra es el sistema de pensiones".

La consecuencia directa de esta situación es un déficit fiscal creciente, por lo que abogó por que las comunidades autónomas "deben asumir que la autonomía fiscal conlleva la diversidad, es decir, la desigualdad" y aseguró que de la misma manera que se asume que el gasto está descentralizado "se debe asumir que la carga impositiva debe serlo también".

En cuanto a la nivelación entra comunidades, Solé considera que "no existe en ningún país del mundo una nivelación total entre territorios y que el modelo debe reducir las desigualdades pero no de nivelar en su totalidad". Así, abogó por optar por la asimetría o por el regreso a un estado centralizado.

"CAFÉ PARA TODOS CON MATICES"

Para el profesor de la Universidad de Oviedo Javier Suárez Pandiello, España cuenta con un "federalismo asimétrico consagrado". Se ha establecido el "café para todos con matices", agregó, al tiempo que insistió en que es necesario alcanzar la igualdad en el gasto y para ello se debe volver a concebir la fiscalidad desde el debate político.

Rechazó de manera contundente la asimetría porque "los que quieren asimetrías se creen superiores al resto" e identifica en la asimetría un sinónimo de privilegio.

MODELO COMO EL ALEMÁN

El profesor de la Universidad Complutense de Madrid Alfonso Utrilla, por su parte, propuso una financiación progresiva en función de cada comunidad, un modelo equiparable al alemán, con una contribución ponderada en términos de ingresos tributarios.

Se trata de una fórmula para nivelar capacidades fiscales, un modelo que genera ganadores y perdedores pero que contempla también un sistema de compensaciones.

POLÍTICAS DE NIVELACIÓN

Para el catedrático de la Universidad de Extremadura Francisco Pedraja, todas las comunidades autónomas deben implicarse en políticas de nivelación, incluidas las forales.

Este ejercicio es simple desde el punto de vista técnico pero reconoció que es muy complicado desde el aspecto político. Así, abogó por dejar fuera del juego político el concepto de equidad, tal y como hace Australia.

NECESIDADES DE GASTO

El director xeral de Presupostos e Planificación de la Xunta de Galicia, Miguel Corgos, realizó una completa radiografía de la financiación de Galicia y destacó la necesidad de una revisión del sistema actual que recoja criterios de equidad y suficiencia, que mejore el cálculo de las necesidades de gasto y que explicite la financiación de las principales partidas como la sanidad, además de un mayor nivel de lealtad institucional.

Para Corgos, la clave está en definir variables que definan las necesidades de gasto.

El encargado de clausurar la intensa jornada de debate fue el presidente del Consello Galego del Colexio de Economistas, que agradeció a los ponentes su labor y recalcó la trascendencia de este primer debate del Grupo Manuel Colmeiro.

Para leer más